Diferencia entre revisiones de «Betalactamasa»

1 byte añadido ,  hace 8 años
Reorganizado el orden de las secciones, ya que clasificación debe ir al principio para poder contextualizar el resto del artículo.
(Nueva sección: Betalactamasas de espectro extendido, y ampliación.)
(Reorganizado el orden de las secciones, ya que clasificación debe ir al principio para poder contextualizar el resto del artículo.)
 
Es el mecanismo de resistencia a los β-lactámicos más importante en las enterobacterias y otros bacilos gramnegativos. Las β-lactamasas pueden ser cromosómicas o plasmídicas.<ref>Ausina V, Moreno S. Tratado SEIMC de enfermedades infecciosas y microbiología clínica. Madrid: Médica Panamericana; 2005. ISBN84-7903-921-3.</ref>
 
== Clasificación ==
Se han descrito más de 200 β-lactamasas diferentes.<ref>Paterson, D Bonomo, R. "Extended-Spectrum beta-lactamases: a clinical update". Clinical microbiology reviews, Oct 2005, p657-686</ref> Algunas son específicas para penicilinas (es decir, penicilinasas) o cefalosporinas (es decir, cefalosporinasas), mientras que otras tienen un espectro amplio de actividad, incluyendo algunas que son capaces de inactivar la mayoría de antibióticos β- lactámicos. Este último grupo de β-lactamasas (β-lactamasas de espectro ampliado [BLEAs]) es problemático porque con frecuencia están codificadas en plásmidos y pueden transferirse de un organismo a otro.<ref>Murray R, Rosenthal KS, Kobayashi GS, Pfaller MA. Microbiología Medica. 4ª ed. Madrid: Elsevier. ISBN84-8174-610-X.</ref>
Las β-lactamasas se clasifican según los sustratos sobre los que actúan, las sustancias capaces de inhibirlas y la similitud en sus secuencias de aminoácidos. Las clasificaciones más utilizadas son las de Ambler y la de Bush-Jacoby-Medeiros. La clasificación de Ambler distingue cuatro clases de β-lactamasas en función de sus secuencias aminoacídicas. Las de las clases A, C y D son serina β-lactamasas y las de clase B metalobetalactamasas dependientes de zinc. Por su parte, la clasificación de Bush-Jacoby-Medeiros separa las β-lactamasas en función de su perfil hidrolítico y de sus inhibidores y distingue cuatro categorías y múltiples subgrupos. Dentro del grupo 2 (penicilinasas sensibles al ácido clavulánico) se encuentra el subgrupo 2be, que engloba a más de 200 β-lactamasas de espectro extendido (BLEE) derivadas de TEM, de SHV o del tipo CTX-M, que se caracterizan por generar un distinto nivel de resistencia a cefalosporinas de tercera generación, recuperable en presencia del ácido clavulánico. En agosto de 2009 las β-lactamasas derivadas de TEM alcanzaban ya la TEM-174 (según numeración consecutiva desde la TEM-1) y, en el caso de las derivadas de SHV, la última reflejada era la SHV-127. Entre todas ellas se encuentran β-lactamasas de los subgrupos 2b (de amplio espectro), 2be (BLEE) y 2br (resistentes a inhibidores).<ref>www.lahey.org</ref>
 
==Betalactamasas de espectro extendido (BLEE)==
Las betalactamasas clásicas tienen codificación plasmidial y resistencia a [[bencilpinicilina]], [[aminopenicilina]], [[carboxipenicilina]] y [[ureidopenicilina]], pero no hidrolizan de forma significativa las cefalosporinas. Sin embargo, el uso de estas últimas ha favorecido la selección positiva de cepas que producen nuevas variedades de betalactamasas de los grupos TEM y SHV capaces de hidrolizar las cefalosporinas de tercera generación, lo cual les ha valido el nombre de "betalactamasas de espectro extendido"(BLEE, o ESBL por su denominación en ingles ''extended spectrum betalactamase''), de las cuales se han detectado mas de 40 variedades de genotipo TEM y 10 de tipo SHV. No obstante, un denominador común de estas BLEE es la sensibilidad al [[ácido clavulánico]], y su diagnóstico se demuestra mediante la sinergia entre el clavulánico y una cefalosporina de tercera generación como la [[cefotaxima]]. Para ello, se realiza una prueba de [[Antibiótico#Pruebas_de_susceptibilidad_antimicrobiana | epsilometría]] con una tira impregnada de una cefalosporina de tercera generación y otra con la misma cefalosporina acompañada de ácido clavulánico. La prueba se considera positiva cuando existe sinergia entre ambos compuestos, es decir, cuando el halo de inhibición en la zona de los dos compuestos es sensiblemente mayor que dónde solo encontramos la cefalosporina.
== Penicilinasa ==
La penicilinasa es, un tipo específico de β-lactamasas que se caracteriza por tener especificidad por las [[penicilina]]s, [[hidrólisis|hidrolizando]] el anillo betalactámico. El peso molecular de la mayoría de estas enzimas es de aproximadamente 50.000. Las penicilinasas fueron las primeras β-lactamasas en ser descubiertas, aisladas de la [[bacteria Gram negativa]] ''[[Escherichia coli]]'' en [[1940]], poco antes de que la penicilina se usara comercialmente.<ref>{{cita publicación| título=An enzyme from bacteria able to destroy penicillin | autor=Abraham EP, Chain E | revista=Nature | año=1940 | volumen=46 | páginas=837 | doi=10.1038/146837a0 }}</ref>
 
== Clasificación ==
Se han descrito más de 200 β-lactamasas diferentes.<ref>Paterson, D Bonomo, R. "Extended-Spectrum beta-lactamases: a clinical update". Clinical microbiology reviews, Oct 2005, p657-686</ref> Algunas son específicas para penicilinas (es decir, penicilinasas) o cefalosporinas (es decir, cefalosporinasas), mientras que otras tienen un espectro amplio de actividad, incluyendo algunas que son capaces de inactivar la mayoría de antibióticos β- lactámicos. Este último grupo de β-lactamasas (β-lactamasas de espectro ampliado [BLEAs]) es problemático porque con frecuencia están codificadas en plásmidos y pueden transferirse de un organismo a otro.<ref>Murray R, Rosenthal KS, Kobayashi GS, Pfaller MA. Microbiología Medica. 4ª ed. Madrid: Elsevier. ISBN84-8174-610-X.</ref>
Las β-lactamasas se clasifican según los sustratos sobre los que actúan, las sustancias capaces de inhibirlas y la similitud en sus secuencias de aminoácidos. Las clasificaciones más utilizadas son las de Ambler y la de Bush-Jacoby-Medeiros. La clasificación de Ambler distingue cuatro clases de β-lactamasas en función de sus secuencias aminoacídicas. Las de las clases A, C y D son serina β-lactamasas y las de clase B metalobetalactamasas dependientes de zinc. Por su parte, la clasificación de Bush-Jacoby-Medeiros separa las β-lactamasas en función de su perfil hidrolítico y de sus inhibidores y distingue cuatro categorías y múltiples subgrupos. Dentro del grupo 2 (penicilinasas sensibles al ácido clavulánico) se encuentra el subgrupo 2be, que engloba a más de 200 β-lactamasas de espectro extendido (BLEE) derivadas de TEM, de SHV o del tipo CTX-M, que se caracterizan por generar un distinto nivel de resistencia a cefalosporinas de tercera generación, recuperable en presencia del ácido clavulánico. En agosto de 2009 las β-lactamasas derivadas de TEM alcanzaban ya la TEM-174 (según numeración consecutiva desde la TEM-1) y, en el caso de las derivadas de SHV, la última reflejada era la SHV-127. Entre todas ellas se encuentran β-lactamasas de los subgrupos 2b (de amplio espectro), 2be (BLEE) y 2br (resistentes a inhibidores).<ref>www.lahey.org</ref>
 
== Referencias ==
311

ediciones