Diferencia entre revisiones de «María Teresa de Francia»

sin resumen de edición
Para [[1789]], Francia se hallaba a las puertas de una revuelta. La popularidad de la reina estaba totalmente destruida. Se la acusaba de ser la causante de la crisis financiera, de traicionar a Francia en pos de los intereses de su [[Austria]] natal y de un irrefrenable apetito sexual que satisfacía con ambos sexos. Para entonces ya se había producido el deceso de la pequeña Sofía Beatriz en [[1787]], de tan solo un año de edad, a la que no tardaría en seguir su hermano el delfín Luis José, fallecido el [[4 de junio]] de [[1789]] por [[tuberculosis]], justamente en los albores de la Revolución.
 
El [[14 de julio]] de [[1789]], la [[Bastilla]] es tomada por la multitud. La situación es crítica y varios miembros de la familia real huyen hacia el exilio, entre ellos los hermanos del rey, los condes de Provenza y Artois. El primer ministro, el [[condeLouis Auguste Le Tonnelier de Breteuil|barón de Breteuil]], se traslada a [[Alemania]]. La gobernanta de Madame Royale huye hacia [[Suiza]]. Su puesto es ocupado por la profunda católica Luisa Isabel, [[marquesa de Tourzel]], cuya hija Pauline, se convirtió en íntima amiga de María Teresa.
En octubre el [[palacio de Versalles]] fue sitiado y la familia real fue obligada a trasladarse a [[París]]. Allí [[Luis XVI]] y su familia fueron alojados en el palacio de las [[Tullerías]] viviendo en un virtual arresto. Esto significó el final de la infancia de la princesa real.
 
Usuario anónimo