Diferencia entre revisiones de «Bernardo Lorente Germán»

Nacido en Sevilla, se formó con su padre, modesto pintor, en el respeto y la imitación de los modelos de [[Bartolomé Esteban Murillo|Murillo]], de los que se derivan sus composiciones religiosas en tonos pastel. Ceán Bermúdez le llamó ''el pintor de las pastoras'' por sus cuadros de la Virgen vestida de pastora y apacentando el rebaño, atribuyéndole así la formación de la [[iconografía]] de la ''[[Divina Pastora de las Almas|Divina Pastora]]'', devoción muy difundida en el ámbito local a comienzos del siglo XVIII conforme a una visión del capuchino fray Isidoro de Sevilla.
 
Durante los cinco años que la corte de [[Felipe V de España|Felipe V]] permaneció en Sevilla, el llamado ''lustro Real'' de 1729 a 1733, Lorente trató amistosamente con [[Jean Ranc]], pintor de cámara, cuya influencia se advierte en sus retratos. En contacto con la corte, tuvo ocasión de retratar al infante Felipe de Borbón, hijo de [[Isabel Farnesio]] y futuro [[duque de Parma]]. Sin embargo, para no abandonar su ciudad renunció a entrar al servicio de la corte cuando ésta partió de Sevilla en 1733.
 
Los últimos años en Sevilla, hasta su muerte en 1759, parece que no fueron fáciles para él, hombre melancólico según Ceán, dedicado a trabajar para la iglesia principalmente. Sin embargo, el recuerdo de su fama en la corte le sirvió para ingresar en 1756 como académico de mérito en la recién creada [[Real Academia de Bellas Artes de San Fernando|Academia de San Fernando]].