Abrir menú principal

Cambios

m
Bot:Desambiguando
Fue necesario que [[Pedro de Librana]], primer obispo de la [[Archidiócesis de Zaragoza#Periodo cristiano (1118 - 1318)|diócesis de la nueva capital]] del [[Reino de Aragón|Reino]], llevara a cabo reparaciones provisionales en la iglesia de Santa María Virgen para poder celebrar el culto y servir de diócesis temporal hasta que en [[1121]] se acondicionara la [[La Seo#La mezquita|mezquita de Zaragoza]] como sede episcopal o «[[Catedral del Salvador de Zaragoza#La catedral románica|Seo]]».<ref>Según el artículo [http://www.enciclopedia-aragonesa.com/voz.asp?voz_id=10191&tipo_busqueda=1&nombre=Pilar&categoria_id=&subcategoria_id=&conImagenes= «El Pilar»], ''Gran Enciclopedia Aragonesa'' (en línea). <nowiki>[Consulta:22-7-2008]</nowiki>:{{Cita|[...] el 10-XII-1118, el Papa [[Gelasio II]] dirige la bula ''Litteras devotionis'' al ejército cristiano que sitiaba la ciudad, comunicándole la aceptación y consagración del obispo por ellos propuesto, Pedro de Librana, de origen francés, y concediendo indulgencias a los que murieren en el asedio, a los que en él combatiesen y a aquellos «''qui praefatae urbis ecclesiae, a saracenis et moabitis dirutae, unde reficiatur, et clericis inde famulantibus, unde pascantur, aliquid donent vel donaverint''». Que esta «''ecclesia''», por cuya restauración ofrece indulgencias el Pontífice, se refiere a la de Santa María aparece por la carta circular, con que el nuevo obispo, Pedro, una vez conquistada la ciudad, remite la bula papal, por medio del [[Arcediano (diácono)|arcediano]] Miorrando «''universis Ecclesiae fidelibus, archiepiscopis, episcopis, abbatibus, presbyteris, omnibus catholicae fidei cultoribus''». Para su restauración y para alimento de sus clérigos pide el obispo limosna generosa. El contenido de esta carta manifiesta la fama general de que gozaba ya entonces la iglesia de Santa María y la conciencia de su antigüedad. En la circular se añadían a las indulgencias del Papa, las del propio obispo Pedro, las del arzobispo de Toledo, Bernardo; el obispo de Huesca, Esteban; el obispo de Calahorra, Sancho, y el cardenal Bosón, legado pontificio y las «''omnium episcoporum Hispaniae''». Una prueba bien clara de que la fama del templo de Santa María trasciende ya los límites ciudadanos y aun diocesanos.}}</ref>
 
Durante todo el siglo el templo recibe privilegios, bulas y donaciones materiales de papas, reyes, nobles y prelados. En 1135 la viuda de [[Gastón IV de Bearne]], doña [[Talesa de Aragón]], dejó el valioso [[olifante]] conservado hoy en el [[Catedral-Basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza#Museo del Pilar|Museo del Pilar]]. En 1138 el obispado dotará a la iglesia de Santa María con una congregación de [[Canónigo (eclesiástico)|canónigos]] [[Orden de San Agustín|agustinos]]. La favorecieron en esta época de diversos modos los papas [[Eugenio III]], [[Alejandro III (papa)|Alejandro III]] y [[Celestino III]], y los [[reyes de Aragón]], con privilegios que otorgaron varias dignidades de esta [[Casa de Aragón|Casa Real]], desde el príncipe [[Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona|Ramón Berenguer IV]] hasta el rey [[Fernando II de Aragón|Fernando II]]. Con estos beneficios, el templo fue creciendo en importancia y convirtiéndose en un reconocido centro mariano.
[[Archivo:Tímpano románico de El Pilar.jpg|thumb|Tímpano de la iglesia románica.]]
Por fin, en las postrimerías del [[siglo XII]], se emprendió la construcción un templo de nueva fábrica [[arte románico|románica]], cuyas obras no concluyeron hasta bien entrado el [[siglo XIII]]. De esta época data la primitiva capilla antigua del Pilar, situada en el interior de una sala en un claustro anejo al templo principal. Esta precursora capilla de la Virgen del Pilar está documentada por [[Diego de Espés]] en [[1240]] y fue demolida en [[1754]].
564 006

ediciones