Diferencia entre revisiones de «Batalla de Königsberg»

[[Archivo:Battle Of Königsberg Begin.png|thumb|Mapa con los avances de las tropas soviéticas durante el Cerco de [[Königsberg]].]]
 
En 1945 la ciudad de Königsberg poseía una amplia red de fortificaciones, construida en [[1888]] pero constantemente reforzada y modernizada. La ciudad estaba defendida por un total de 15 [[fuerte]]s de variado tamaño, conectados por túneles subterráneos, bien artillados, y ordenados en tres anillos concéntricos que rodeaban Königsberg; las fortificaciones estaban diseñadas para soportar un amplio bombardeo de [[artillería]], y en las zonas adyacentes contaban con trampas antitanques, barricadas, y [[minas terrestres]]. La fuerza que había reunido el general [[Otto Lasch]] no solo comprendía la guarnición local, sino además a restos de tropas de la [[Wehrmacht]] que habían huido hacia Königsberg desde todos los puntos de la [[Prusia Oriental]] quey que habían sido reorganizados como ''XXVIII ArmeekorpsCuerpo de ejército'' y estacionados en los suburbios al oeste de la ciudad.
 
Tras eliminar la resistencia alemana en Heiligenbeil el [[29 de marzo]], sólo quedaba al ''3º Frente Bielorruso'' tomar la propia capital de la [[Prusia Oriental]], y la táctica del general soviético [[Aleksandr Vasilevski]] se basó en los bombardeos de la [[Fuerza Aérea Soviética|VVS]], ante la cual las fortificacioes de KönignsbergKönigsberg eran inútiles. Otra precaución de Vasilevski fue reunir toda la artillería disponible en el ''3º Frente Bielorruso'' y lanzar feroces bombardeos con ella, usando en las áreas mejor defendidas por los alemanes hasta 250 [[cañon (artillería)|cañones]] soviéticos por kilómetro (o casi una pieza artillera cada cuatro metros). El [[2 de abril]] empezaron los bombardeos soviéticos por tierra y aire, combinados con [[propaganda]] que advertía a los defensores de la inutilidad de su lucha, al estar Königsberg totalmente rodeada y muy lejos de las líneas de la [[Wehrmacht]]. Tras cuatro días de bombardeos, el [[6 de abril]] se ordenó al 11º Ejército de Guardias del [[Ejército Rojo]] liderar el ataque frontal contra la ciudad.
 
El plan de Vasilevski era lanzar un ataque simultáneo del 43° Ejército por el norte, del 11º Ejército de Guardias por el sur y dejar al 39º Ejército para eliminar los refuerzos del ''XXVIII ArmeekorpsCuerpo de ejército''. El comandante alemán de la ciudad, general [[Otto Lasch]], observó impotente comocómo el fuego de la artillería [[soviética]] deshacía las fortificaciones medievales en las que en parte se apoyaba el primer anillo defensivo y, peor aún, los continuos bombardeos causaban grandes bajas y desmoralizaban a los soldados alemanes. A las 12 horas del [[6 de abril]], el primer anillo defensivo estaba aniquilado, y al anochecer de la misma jornada, los soviéticos ya habían destruido varias defensas del segundo anillo.
 
El segundo día de ataques terminó con un triunfo soviético, en tanto que los alemanes se retiraban del segundo anillo defensivo tras un violentísimo [[combate urbano]], y el buen climatiempo permitía a los aviones de la [[VVS]] destrozar las fortificaciones que aún oponían resistencia. Durante la lucha, la actuación del ''XXVIII ArmeekorpsCuerpo de ejército'' o "Grupo Samland" sobresalió en su intento de liberar a la ciudad,. sinSin embargo, su esfuerzo no consiguió cambiar la suerte de Königsberg, mientras que las tropas soviéticas de los sectores norte y sur lograban contactar en la desembocadura del [[Río Pregolya|río Pregel]], que cruza la ciudad.
 
El tercer día de lucha, el [[8 de abril]], continuó con más bombardeos aéreos soviéticos, mientras las fuerzas alemanas se retiraban al tercer anillo defensivo situado en el mismo centro urbano de Königsberg. Para estas horas casi la mitad de los edificios de la ciudad estaba ya destruida por los combates, mientras el "Grupo Samland" sufría severas bajas y perdía toda ocasión de enlazar con los 40,000 defensores alemanes que aún resistían en el centro de Königsberg. Al cuarto día de ataque, el [[9 de abril]], los ataques soviéticos continuaron hacia el tercer anillo defensivo, el cual se mantuvo con éxito, pero era evidente que su resistencia no duraría mucho tiempo. Ante ello el general Lasch pidió una tregua a los soviéticos y a las 18 horas envió emisarios para pactar la capitulación. El día 7 [[Hitler]] ya le había ordenado "''luchar hasta el último hombre en Königsberg''", pero para los jefes de la guarnición local el combate era ya inútil al no haber esperanza de recibir refuerzos.
 
 
El tercer día de lucha, el [[8 de abril]], continuó con más bombardeos aéreos soviéticos, mientras las fuerzas alemanas se retiraban al tercer anillo defensivo situado en el mismo centro urbano de Königsberg. Para estas horas casi la mitad de edificios de la ciudad estaba ya destruida por los combates, mientras el "Grupo Samland" sufría severas bajas y perdía toda ocasión de enlazar con los 40,000 defensores alemanes que aún resistían en el centro de Königsberg. Al cuarto día de ataque, el [[9 de abril]], los ataques soviéticos continuaron hacia el tercer anillo defensivo, el cual se mantuvo con éxito, pero era evidente que su resistencia no duraría mucho tiempo. Ante ello el general Lasch pidió una tregua a los soviéticos y a las 18 horas envió emisarios para pactar la capitulación. El día 7 [[Hitler]] ya le había ordenado "''luchar hasta el último hombre en Königsberg''" pero para los jefes de la guarnición local el combate era ya inútil al no haber esperanza de recibir refuerzos.
 
Finalmente, con el deseo de evitar muertes inútiles, Otto Lasch rindió la ciudad en la mañana del [[10 de abril]]. Las condiciones de [[rendición]] garantizaban la vida, atención médica, comida, trato digno a los soldados y civiles prisioneros, así como la seguridad de permitir el regreso de los prisioneros a sus hogares al finalizar la guerra, lo cual aceptó Vasilevski. Luego de entrevistar a los generales alemanes, el general Vasilevski describiría alarmado el terrible estado de [[depresión]] de Lasch.
54 343

ediciones