Diferencia entre revisiones de «Emperatriz Zhangsun»

m
En el año 632, el emperador Taizong estaba a punto de casar a su hija la princesa Changle con el hijo de Zhangsun Wuji, Zhangsun Chong (長孫沖). Debido a que la princesa era su hija favorita, el emperador Taizong ordenó al maestro de ceremonias que organizara una boda digna de la hija de un emperador. El ministro [[Wei Zheng]] se opuso a esto, apuntando que era contrario a las enseñanzas del [[Emperador Ming]] de que los hijos no debían ser honrados como hermanos. El emperador Taizong se mostró de acuerdo y se lo comentó a la emperatriz Zhangsun, quien estuvo sorprendida por la honestidad del ministro y, por lo tanto, después de haber recibido el permiso del emperador Taizong, envió sus eunucos con regalos de oro y seda para Wei, recompensándole por su honestidad. En otra ocasión, después de que el emperador volviera de la corte imperial, se encontraba furioso y gritaba, «¡espera a que encuentre la ocasión de matar a ese granjero!» La Emperatriz Zhangsun le preguntó que a quien se refería, y él contestó, «me refiero a Wei Zheng. ¡Siempre encuentra la manera de insultarme en frente de todo el consejo imperial!» La emperatriz fue a sus estancias y se preparó para recompensar a Taizong. Este se sorprendió y le preguntó por la razón. Ella respondió, «he oído que solo los más grandes emperadores tendrían subordinados que muestran integridad. Wei ha mostrado esa integridad porque eres un gran emperador. ¿Cómo no iba a felicitarte?»la furia del emperador se volvió felicidad y no castigó a Wei.
== Enfermedad del emperador ==
El Emperador Taizong sufrióunasufrió una grave enfermedad durante varios años,; estaba con él día y noche, llevando siempre un [[veneno]] con ella para suicidarse si el emperador moría. Se dice que la propia emperatriz sufría de una grave enfermedad de [[asma]], y que sus condiciones eran terribles en el año 634,; cayó enferma, pero de todos modos ayudó a Taizong cuando este se vio obligado a levantarse en mitad de la noche debido a una llamada de emergencia de su hermanastro, Chai Shao (柴紹) quien era duque de Qiao, en el año 636, su condición era muy grave, y Li Chengqian le sugirió que, al haber hecho los doctores todo lo que podían, el emperador Taizong debería perdonarles y permitirles convertirse en monjes [[Budistas]] o [[Taoístas], para que intentaran ganarse el perdón de los dioses, la emperatriz Zhangsun, sabiendo que el emperador Taizong desaprobaba el [[budismo]] y el [[taoísmo]] y además, creyendo que el reparto de perdones era inapropiado, se negó. Li Chengqian entonces acudió con la idea al ministro [[Fang Xuanling]], quien se la comentó al emperador Taizong.
 
== Fallecimiento de la emperatriz ==
El emperador Taizong meditó el asunto del perdón general pero la emperatriz Zhangsun volvió a negarse, a medida que se acercaba a la muerte, (en aquel momento Fang acababa de provocar la ira del emperador y había sido relevado de su cargo y confinado en su mansión), ella se despidió del emperador con las siguientes palabras:{{cita|Fang Xuanling ha servido a vuestra majestad imperial durante mucho tiempo. Es cuidadoso, y todas sus poderosas estrategias y planes secretos nunca han sido rebelados a nadie. A menos que no haya una buena razón, espero que no le abandones. En cuando al clan Zhangsun, muchos de ellos disfrutan de grandes salarios y una buena vida debido a nuestro casamiento, no porque tengan grandes virtudes, y por lo tanto se pueden corromper fácilmente. Para poder mantener a los Zhangsun controlados, espero que no les pongas en posiciones poderosas, y estarán satisfechos viéndoos en la corte imperial el primer y el decimoquinto día de cada mes. No he sido una carga al pueblo en vida, y no quiero serlo una vez muerta. Por lo que espero que no me construyáis una gran tumba haciendo a la gente trabajar y malgastando los recursos del imperio. Haz de una colina mi tumba, y usa ladrillo o madera para construirla. Espero que su alteza imperial permanezca cerca de hombres honestos y se aleje de aquellos que no tienen virtudes; que aceptareis palabras sabias y que no prestareis oídos a los falsos cumplidos de los malvados; que dejareis de trabajar tanto y que dejeis de cazar. Incluso si voy al infierno, No tengo ningún arrepentimiento. No es necesario que convoquéis a nuestros hijos e hijas aquí; si les veo llorar, me entristeceré.}}
253 487

ediciones