Abrir menú principal

Cambios

20 bytes añadidos ,  hace 6 años
m
clarificación de frase en tercer párrafo
En la [[mitología griega]], '''Neoptólemo''' ([[griego antiguo]] Νεοπτόλεμος, ''Neoptólemos'', ‘joven guerrero’), también llamado '''Pirro''' ([[griego antiguo]] Πύῤῥος, ''Púrrhos'', ‘rojo, rubio’),<ref>«Rubio» deriva del latín ''rufus'', que significaba originalmente ‘pelirrojo’.</ref> era el hijo del guerrero [[Aquiles]] y de la princesa [[Deidamía]], hija del rey [[Licomedes]] de [[Esciro]].
 
Pasó su infancia en la ciudad de Esciro, ubicada en una de las islas [[Espóradas]], cerca de [[Eubea]], junto a su madre y sus abuelos, e inspirado por las hazañas que se narraban acerca de su padre en la [[Guerra de Troya]] se entrenó hasta convertirse en un hábil guerrero [[Mirmidones|mirmidón]] a muy temprana edad. Durante todo ese tiempo fue conocido por el nombre de Pirro. Cuando tenía unos doce años se produjo la muerte de su padre Aquiles a manos de [[Paris]]. y [[Apolo]], yEntonces los héroes [[Ulises]] y [[Diomedes]] lo llevaron hasta [[Troya]] durante los últimos días de la guerra, puesto que el adivino [[Calcante]] había augurado por mediación de Apolo, que los griegos jamás conseguirían tomar la ciudad sin la presencia del hijo de Aquiles entre sus filas. [[Archivo:Amphora death Priam Louvre F222.jpg|thumb|200px|Muerte de Príamo, rey de Troya, a manos de Neoptólemo, hijo de Aquiles.]]
 
Una vez allá tomó el mando de los [[mirmidones]] en la batalla y no tardó en ganarse la admiración de todos al matar a [[Eurípilo (hijo de Télefo)|Eurípilo]], hijo de [[Télefo]]. Éste era un príncipe de [[Anatolia|Asia Menor]] que había llegado en ayuda de los troyanos y avanzaba de forma implacable hacía el campamento griego con el objetivo de incendiar las naves, como no hacía mucho lo había intentado [[Héctor]], según se narra en la ''[[Ilíada]]''. Fue sólo tras un feroz enfrentamiento cuerpo a cuerpo entre ambos cuando Pirro consiguió derrotarle, e, impresionados por la hazaña y la gran valentía que había demostrado a pesar de su corta edad, los aqueos comenzaron a llamarle por el nombre que conservaría hasta su muerte: Neoptólemo, el "joven guerrero".