Diferencia entre revisiones de «Historia de Murcia»

25 bytes añadidos ,  hace 8 años
sin resumen de edición
m
Como afirma el historiador Rodríguez Llopis, Murcia alzanzó a finales de siglo la cifra de 70.000 habitantes, casi tres veces más población de la que disfrutaba a principios del setecientos.<ref>Rodríguez Llopis, pags. 322</ref> En este contexto de riqueza continuó teniendo un importante papel el comercio de la [[seda]], de hecho en [[1770]] se instaló en Murcia la ''Real Fábrica de Hilar Sedas a la Piamontesa''.<ref>Rodríguez Llopis, pags. 330</ref>
 
La boyante coyuntura quedó reflejada en las [[artes]] y el urbanismo de la ciudad. En este siglo se acometió la reconstrucción de gran parte del patrimonio religioso de la ciudad, como las iglesias parroquiales de [[iglesia de San Nicolás de Bari (Murcia)|San Nicolás]], [[Iglesia de Santa Eulalia (Murcia)|Santa Eulalia]] o [[Iglesia de San Juan Bautista (Murcia)|San Juan Bautista]], se concluyeron los trabajos en la [[Iglesia de San Miguel (Murcia)|Iglesia de San Miguel]], se reconstruyeron o terminaron los conventos de [[Convento de las Anas (Murcia)|las Anas]], las [[Convento de las Agustinas del Corpus Christi|Agustinas]], [[Museo de la Iglesia de San Juan de Dios|San Juan de Dios]] y el [[Monasterio de los Jerónimos (Murcia)|Monasterio de los Jerónimos]] además de las iglesias de los conventos de [[Iglesia conventual de La Merced (Murcia)|La Merced]] y [[Monasterio de Santa Clara la Real (Murcia)|Santa Clara]]. También se edificaron numerosos palacetes por parte de la aristocracia local, como el [[Palacio Fontes]], el [[Palacio de los Pérez Calvillo]] o el [[Palacio Vinader]].
 
Sin embargo, el paradigma del ''siglo de oro murciano'' fueron las intervenciones en la [[Catedral de Murcia|Catedral]]. Durante este siglo quedaron concluidas, tras doscientos años paradas, las obras de la [[torre]]-campanario que con más de 90 metros es hoy una de las más altas de España. También se construyó la nueva fachada principal o ''imafronte'', obra maestra del [[barroco]] español, diseñada por [[Jaime Bort]].
'''Las mejoras urbanas'''
 
A través de la [[desamortización de Mendizábal]], numerosos conventos y monasterios de la ciudad fueron exclaustrados, tales como [[Iglesia conventual de La Merced (Murcia)|la Merced]], la Trinidad, Santo Domingo o Carmelitas. Este hecho dio pie a diversas reformas urbanas, como la creación de la hoy llamada plaza de Santa Isabel sobre el derruido convento de las Isabelas.<ref>Emilio Estrella Sevilla, pags. 108</ref> Otro símbolo de los nuevos tiempos fue un proceso ya iniciado con anterioridad, el derribo de los restos del recinto amurallado, y sobre todo de sus puertas, dando fin a tan importante elemento de la fisonomía urbana de Murcia.<ref>Murcia. Guía Artística, pags. 30</ref>
[[Archivo:Teatro Romea.jpg|thumb|right|Fachada del [[Teatro Romea]], inaugurado en [[1862]] por [[Isabel II de España|Isabel II]].]]
En el año [[1840]] se creó una [[universidad]] en la ciudad, la llamada ''Universidad Literaria'', precursora de la actual, que acabó por cerrar ante la falta de financiación del poder central.<ref> {{Cita web|url=http://www.um.es/universidad/historia-umu/desarrollo/1840.php|título=La Universidad Literaria de Murcia (1840)|fechaacceso=17 de septiembre de 2009|editor=Universidad de Murcia}}</ref>
Usuario anónimo