Diferencia entre revisiones de «Onfalitis del recién nacido»

m
Revertidos los cambios de Maria concepcion cime ceh (disc.) a la última edición de Technopat
(→‎Síntomas: aportacion nueva dr d francisco gilo valle (www.pulevasalud.com))
m (Revertidos los cambios de Maria concepcion cime ceh (disc.) a la última edición de Technopat)
Mientras tiene lugar el proceso mediante el cual se separa el cordón umbilical, existe una probabilidad de infección mayor. Ello se debe a que al quedar los vasos sanguíneos expuestos los mismos se pueden constituir en una vía de entrada de [[germen|gérmenes]] al organismo.
 
== Síntomas ==
Un primer [[síntoma]] de ocurrencia es que el ombligo posea un [[olor]] desagradable. Otros síntomas son que el [[cordón umbilical]] se encuentre anormalmente húmedo, con secreciones purulentas o turbias. También se puede producir un [[eritema]] del ombligo, enrojecimiento de la [[piel]] alrededor del ombligo y [[edema]]. En casos severos puede registrarse [[fiebre]] y señales de toxicidad.
 
En promedio la onfalitis se presenta hacia el tercer día de vida del bebé. La infección puede causar [[supuración]] y ser potencialmente peligrosa, principalmente a causa de la elevada pemeabilidad del tejido umbilical. Entre los factores de riesgo identificados de esta dolencia se encuentran: peso reducido del bebé al nacer, bebé de sexo masculino, trabajo de parto prolongado y ruptura anticipada de membranas.
 
'''1. El ombligo y el cordón umbilical
'''
El ombligo (del latín umbilicus; en griego ónfalos) es la cicatriz que queda tras la rotura del cordón umbilical en el bebé.
 
El cordón umbilical, lo que queda de él y que en unos días se convierte en el ombligo, requiere unos cuidados higiénicos, para terminar de caerse correctamente. Debe estar limpio, seco y protegido de la orina y otras humedades.
 
 
'''2. Causas'''
Ombligo. La onfalitis es una infección del cordón umbilical.
 
Suele ser debida a la infección por gérmenes del tipo Staphilococcus aureus y Streptococcus beta hemolítico, los cuáles pueden diseminar la infección por los vasos linfáticos y sanguíneos de la zona.
 
Durante el proceso de separación del cordón umbilical del abdomen, la posibilidad de infección es alta porque los vasos sanguíneos quedan expuestos y esto constituye una puerta de entrada de gérmenes al organismo.
 
7. Prevención
Consiste en una adecuada higiene del ombligo.
 
La mejor cura es la de mantener el cordón limpio y seco; pero ante la posibilidad de infección, podemos recurrir a los antisépticos, entre los cuales, contamos con: el Alcohol de 70º o la Clorhexidina, de la que hay diferentes presentaciones (alcohólica al 0,5% o acuosa al 1%). Es líquido y no produce dolor ni toxicidad al contacto con la herida. Es el más recomendado por la Asociación Española de Pediatría.
 
'''también es muy importante un correcto lavado de manos por parte del personal de salud que esta al cuidado de los bebes.'''
 
== Manifestaciones clínicas ==