Diferencia entre revisiones de «El desvío»

2 bytes eliminados ,  hace 8 años
/; ortografía
(arreglo índice)
(/; ortografía)
Gabriela (Duplaa), Mauro (Echarri), Eduardo (D'Elía) y Sebastián (Pauls) son cuatro amigos que quisieran una mejor vida en comparación con la que llevan: Gabriela aspira a ser una gran [[actriz]]. Eduardo trabaja vendiendo [[celulares]], y en la espera de un [[aumento]] que no llega. Mauro se gana la vida como [[taxista]], y Sebastián trabaja delante de una [[computadora]], alimentando sus sueños [[millonarios]].
 
Una noche previa a un [[fin de semana largo]] improvisan una salida nocturna, tras un recital de [[Memphis La Blusera]] donde se quedan con los bolsillos vacíos. Suben a la camioneta de Sebastián, y se van lejos de la ciudad a hacer un [[fogón]] al costado de la ruta. Esa misma noche, Eduardo y Mauro encuentran un auto chocado, con dos cadaverescadáveres y un millón de [[dólares]] sin dueño en el asiento trasero.
 
Los amigos se llevan la plata pensando que se habían sacado la [[lotería]], y que nadie la reclamaría al no haber testigos de lo ocurrido. Se van a [[Mar del Plata]] para disponer del dinero y divertirse (aunque no gastan todo, ya que una parte del botín se queda en un viejo [[galpón]] que pertenecía al tío de Gabriela). Es cuando regresan que Mauro recuerda que uno de los que estuvo en el accidente, antes de morir, le dijo dos palabras: "El Molino".
Eduardo y Mauro deciden ir al lugar, y al llegar, encuentran a una chica (Moro) amordazada, atada a una cama, y con los ojos vendados. Cuando le sacan la venda, ella dice llamarse Mariana, y les pregunta que por qué la tenían cautiva ahí todavía, y si su madre ya les había pagado.
 
Mauro se da cuenta de todo: el dinero que ellos encontraron es el rescate por el [[secuestro]] de Mariana. Como ella nunca vióvio la cara de los secuestradores, asume que ellos fueron los que la llevaron ahí, y se dan cuenta de que, si la dejan ir, podría avisar a la [[policía]] y quedarían los cuatro amigos como los culpables. Deciden llevársela al galpón donde esperaban Sebastián y Gabriela. Es cuando Mauro dice la frase "''Nos llegan a encontrar culpables de éstoesto, y vamos a pasar 40 años presos por haber hecho...nada''".
 
Descubren que la chica es Mariana Díaz Copello, hija de una [[aristocrática]] familia [[argentina]], y que la misma aún está esperando su liberación (por eso no se hizo la denuncia del hecho). Se dan cuenta de que tienen todas las de perder: Mariana les vióvio la [[cara]] y gastaron parte del [[rescate]]. No hay forma de que pueden explicar lo sucedido sin quedar ellos tras las rejas, a no ser que se pongan a las ordenesórdenes de los verdaderos secuestradores para salir con vida de éstaesta trampa mortal.
 
== Reparto ==