Abrir menú principal

Cambios

[[Archivo:Basílica del Pilar de Zaragoza en 1806.jpg|thumb|El Pilar en 1806, poco antes de los [[Sitios de Zaragoza]].]]
El templo exigió permanentemente trabajos de consolidación y reparación debido a la inestabilidad producida en su cimentación por las corrientes subterráneas y filtraciones del cercano río Ebro. Pero la desafortunada época que durante los [[Sitios de Zaragoza]] le tocó vivir a la ciudad dejaron la catedral en una situación ruinosa. No fue hasta la segunda mitad del siglo XIX que, gracias en parte a una suscripción popular incentivada por la Real Junta de Obras del Pilar, pudo acometerse la reparación de desperfectos y concluirse proyectos inacabados desde el comienzo de la [[Guerra de la Independencia Española|Guerra de la Independencia]].
[[Archivo:Pilar s XIX.jpg|thumb|El Pilar, fotografía del siglo XIX.]]
 
Quedaban aún por alzar cinco cúpulas. La gran cúpula central sobre el presbiterio y otras cuatro de menor tamaño rodeando a la del coro, ya construida. Tomando como modelo la [[cúpula]] de [[Basílica de San Pedro|San Pedro del Vaticano]], [[José Yarza y Miñana]] y [[Juan Antonio Atienza]] la yerguen entre [[1866]] y [[1869]]. Durante ese mismo periodo y hasta [[1872]] elevan el resto de las cúpulas faltantes. El 10 de octubre de ese año la Basílica es consagrada con solemnes celebraciones.