Diferencia entre revisiones de «Gestión de residuos»

39 bytes añadidos ,  hace 9 años
La disposición en los vertederos es el método más tradicional de recogida de basuras, y se mantiene como una práctica común en la mayor parte de países. Históricamente, los vertederos se establecían en canteras en desuso, minas abandonadas, etc. Un vertedero correctamente diseñado y bien gestionado puede ser un método higiénico y relativamente barato de eliminar materiales de desecho de una forma que reduce al mínimo su impacto sobre el entorno local. Vertederos más viejos, mal diseñados o mal gestionados pueden generar un impacto ambiental adverso como la basura arrastrada por el viento, la atracción de insectos, y la generación de lixiviados que pueden contaminar aguas subterráneas. Otro subproducto de los vertederos es el gas de vertedero (compuesto sobre todo de gas [[metano]] y [[Dioxido de carbono|dióxido de carbono]]), que se produce al descomponerse los restos orgánicos de la basura. Este gas puede crear problemas de olor, mata a la vegetación de superficie, y es un [[Gases de efecto invernadero|gas de efecto invernadero]].
 
Las características de diseño de un vertedero moderno incluyen métodos de contener lechadas, como la arcilla o el plástico que raya el material. La basura esse comprimidacomprime para aumentar su densidad y cubiertase cubre, mediante capas de tierra, para prevenir atraer animales (como ratones o ratas) y reducir la cantidad de basura arrastrada por el viento. Muchos vertederos también tienense instala un sistema de extracción de gas, instaladomediante tubos perforados, después de su cierre para extraerlo de los materiales en descomposición. El gas esse bombeadobombea fuera del vertedero usandopor tubos perforadosconductos y prendido ose quemadoquema en un motor de gasexplosión para generar la electricidad. Prender el gas es una mejor solución ambiental mejor que soltarlo directamente a la atmósfera, ya que esto consumeelimina el metano, que es un [[Gases de efecto invernadero|gas de efecto invernadero]] mucho más nocivo que el dióxido de carbono.
 
Muchos ayuntamientos, sobre todo en áreas urbanas, han encontrado muy difícil establecer nuevos vertederos debido a la oposición de los propietarios de las parcelas colindantes. Pocas personas quieren un vertedero junto a su parcela. Por lo tanto, la recogida de residuos sólidos se ha hecho más cara ya que los desechos deben ser transportados más lejos para la disposición (o gestionado por otros métodos).
Usuario anónimo