Diferencia entre revisiones de «Cargas térmicas de climatización»

 
== Método de cálculo ==
El método de cálculo de las cargas es demasiado extenso para presentarlo aquí, pero básicamenteempieza se puede describir comopor el cálculo de pérdidas yo ganancias porde cada unauno de laslos superficieslocales deque cierrecomponen delel edificio, quea sonestudiar. funciónEste decálculo supermitirá aislamientodimensionar térmicoel yaparato determinal la(radiador, diferenciaventiloconvector deo temperaturascantidad dey cálculotemperatura entredel elaire, exteriormediante sus conductos y elrejillas interiorde impulsión), paraque lasclimatizará pérdidasdicho por trasmisiónlocal. EnLa lasuma cantidadde las cargas de energíatodos térmicalos necesarialocales, en su caso corregidas para calentartener oen enfriarcuenta elhorarios airedistintos deen distintos ventilaciónlocales, funciónserá della caudalpotencia yde los equipos centralizados de laproducción diferenciade calor o de temperaturasfrío.
 
El cálculo se hace para las condiciones exteriores más desfavorables. Los sistemas de regulación y control de la instalación se encargarán de adaptar la potencia de los aparatos terminales a las cargas reales en cada momento.
Específicamente para refrigeración, además de lo dicho en el párrafo anterior, hay que tener en cuenta también el soleamiento que pueda entrar por los huecos acristalados, función de la superficie, de la orientación y de la inclinación de estos, en el día más desfavorable del año. Las cargas interiores, por ocupación, iluminación y maquinaria. Y, por supuesto, las cargas latentes, debidas a la necesidad de condensar la humedad del aire, tanto interiores (especialmente la evapotranspiración de los ocupantes, así como las posibles actividades productoras de vapor), como las exteriores (humedad contenida en el aire de ventilación).
 
Básicamente, el cálculo consiste en obtener las pérdidas o ganancias por trasmisión de cada una de las superficies de cierre del local, que son función de su [[transmitancia térmica]] y de la diferencia de [[temperatura]]s de cálculo entre el interior y el exterior (o de otro local con temperatura distinta a la del estudiado); un cálculo más afinado exige que también se calculen las pérdidas o ganancias por los [[Puente térmico|puentes térmicos]] que pueda haber en los separadores, que se hace del mismo modo. luego se calcula la cantidad de energía térmica necesaria para calentar o enfriar el aire de [[ventilación]], función del caudal exigido por la normativa y de la diferencia de temperaturas.
 
Específicamente para [[refrigeración]], además de lo dicho en el párrafo anterior, hay que tener en cuenta también el soleamiento que pueda entrar por los huecos acristalados, función de la superficie, de la orientación y de la inclinación de estos, en el día más desfavorable del año. LasTambién las cargas interiores, por ocupación, iluminación y maquinaria (que en [[calefacción]] son favorables). Y, por supuesto, las cargas latentes, debidas a la necesidad de condensar la humedad del aire, tanto interiores (especialmente la [[evapotranspiración]] de los ocupantes, así como las posibles actividades productoras de vapor), como las exteriores (humedad contenida en el aire de ventilación).
<!--
A medida que los cálculos requieren mayor exactitud se requiere de mayor cantidad de datos, como acontece en el cálculo para climatización donde la [[orientación]], [[altitud]] y [[latitud]] de la edificación son datos de elemental relevancia. No así en el cálculo para calefacción, y datos no despreciables pero de menor incidencia para el cálculo en [[refrigeración]].