Diferencia entre revisiones de «Gobierno de la Defensa»

31 bytes añadidos ,  hace 7 años
Particular interés tiene las relaciones entre el caudillo Rivera y el gobierno de la Defensa, que distaron de ser idílicas. En principio todos los integrantes del bando anti-oribista reconocían a Rivera como su jefe natural (eran “colorados”); pero después de la Batalla de Arroyo Grande el jefe derrotado cayó en desgracia y comenzaron a cuestionar su autoritarismo y su escaso respeto a las leyes (el mismo escaso respeto que lo había llevado a la segunda presidencia y había catapultado con altos cargos de gobierno a muchos de los que entonces lo criticaron).
 
Después de finalizar su período como presidente, Rivera se dedicó a organizar la lucha de la campaña, pero en marzo de [[1845]] sufrió una catastrófica derrota ante [[Justo José de Urquiza]] en la [[Batalla de India Muerta (1845)|Batalla de India Muerta]] y se refugió en [[Brasil]]. De inmediato el gobierno de la Defensa lo destituyó de sus cargos militares y nombró en su lugar a Anacleto Medina. Se aprobó también una disposición que prohibía el retorno de Rivera a Uruguay, salvo autorización expresa del Ministro de Defensa.
 
El caudillo fue puesto en prisión por los brasileños, que lo acusaban de conspirar junto a los caudillos riograndenses republicanos y separatistas. El gobierno de Montevideo lo designó entonces representante en [[Paraguay]], con la esperanza de mantenerlo retirado del país al tiempo que hacía algo por su libertad, pero el gobierno de Brasil le negó el permiso para viajar a Asunción al tiempo que lo liberaba y lo embarcaba en la gorleta Perla rumbo a Montevideo. Llegó Rivera a esa ciudad el 18 de marzo de [[1846]] y de inmediato organizó una rebelión capaz de devolverle la influencia política y militar que había perdido.