Diferencia entre revisiones de «Sudario de Turín»

963 bytes añadidos ,  hace 8 años
Traducción de texto y dos referencias.
(Traducción de texto y dos referencias.)
=== Análisis de perspectiva óptica ===
Una objeción más a la sábana gira en torno al llamado asunto de la [[proyección de Mercator]]. La sábana muestra una imagen tridimensional proyectada sobre una superficie bidimensional plana, como las pinturas y fotografías. Una auténtica sábana mortuoria, en cambio, tendría una disposición casi cilíndrica sobre la superficie tridimensional de la cara, o aún más irregular, si cabe. La imagen resultante presentaría una distorsión lateral antinatural, con un brutal ensanchamiento a los lados, en vez de la típica imagen fotográfica que cualquier observador esperaría; y menos aún una imagen tan excesivamente alargada como la de la tela.<ref>Hernán Toro: [http://www.pensar.org/2004-01-turin.html "Las anomalías ignoradas del "sudario" de Turín"], ''Pensar'', Año 1. Vol. 1, Enero/Marzo 2004, fig. 6</ref>
 
 
 
== El Sudario en la Iglesia Católica ==
[[Archivo:Un chrétien devant le saint suaire.jpg|220 px|thumb|right|La ''Sábana Santa'', [[Catedral de Turín]]]]
La Iglesia Católica, propietaria del sudario, no ha afirmado públicamente que se trate de la sábana mortuoria de Cristo, ni de que no se trate de un fraude. Esta cuestión se ha dejado a la decisión de cada uno. En 1998, el papa [[Juan Pablo II]] declaró que «puesto que no es una cuestión de fe, la Iglesia no debe interceder en estas lides. A los científicos corresponde la tarea de continuar investigando, para alcanzar respuestas adecuadas a las preguntas unidas a este sudario».{{Añadir referencias}} Él mismo mostró estar profundamente motivado por la imagen del sudario, organizando exhibiciones públicas en [[1998]] y [[2000]].{{Añadir referencias}}:
 
{{cita|Dado que no es una cuestión de fe, la Iglesia no tiene competencia específica para pronunciarse sobre esas cuestiones. Ella confía a los científicos la tarea de continuar investigando, de manera que se puedan encontrar respuestas satisfactorias a las preguntas relacionadas con esta sábana, la cual, según la tradición, envolvió el cuerpo de nuestro Redentor después de haber sido bajado de la cruz. La Iglesia insta a que la Sábana Santa se estudie sin posiciones preestablecidas que den por descontado resultados que no son tales; ella los invita a actuar con libertad interior y respeto atento, tanto para la metodología científica como para la sensibilidad de los creyentes.<ref>{{cita web|url=http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/travels/documents/hf_jp-ii_spe_24051998_sindone_en.html |título= Pastoral visit of his Holiness John Paul II to Vercelli and Turin (Italy) - Address of his Holiness Pope John Paul II |autor=Juan Pablo II |fecha=23-24 de mayo de 1998 |editorial=Libr. Editrice Vaticana |fechaacceso=16 de abril de 2013}}</ref>|Juan Pablo II}}
 
Él mismo mostró estar profundamente motivado por la imagen del sudario, organizando exhibiciones públicas en [[1998]] y [[2000]].<ref>{{cita web|url=http://arquehistoria.com/la-sabana-santa-de-turin-cuestion-de-fe-1164 |título=La Sábana Santa de Turín cuestión de fe |editorial=Arquehistoria |fechaacceso=16 de abril de 2013}}</ref>
 
Como la imagen en sí es motivo de oración y meditación para muchos creyentes, es improbable que ni siquiera una prueba rotunda de que la imagen no procede del siglo I pudiera acabar con su devoción. La sábana se convertiría entonces en un símbolo de la crucifixión. El papa Juan Pablo II la llamó «el símbolo del sufrimiento de los inocentes de todos los tiempos».