Abrir menú principal

Cambios

4 bytes añadidos ,  hace 6 años
Sus famosas ''Theses Bilbilitanae'', tratan de las doctrinas de la antigüedad con vasta erudición y muy castizo latín. Bartolomé dominaba cuanto se sabía entonces de los estudios históricos de filosofía. Sobresalió en los idiomas griego y latín, descollando entre los hombres más célebres de la [[Compañía de Jesús]] de su época: tuvo ganada reputación de helenista en las capitales más cultas de Europa por la inteligencia con que explicaba tanto los pasajes cómicos, como los más oscuros, de las tragedias griegas.
 
En 1767, los jesuitas son expulsados de España, y Pou tuvo que trasladarse a [[Italia]], donde daba lecciones de latín y griego a los jóvenes de la Compañía; también enseñó lengua griega en el colegio mayor de San Clemente de [[Bolonia]], con la aprobación de la corte de España. Más adelante se asentó en [[Roma]], a instancia del entonces auditor de la Rota, el cardenal mallorquín [[Antonio Despuig]], donde era frecuentemente consultado para descifrar inscripciones por sus amplios conocimientos en antigüedades.
 
[[Carlos IV de España|Carlos IV]] autorizó a los jesuitas españoles a volver a España en 1797, y Pou regresó a Mallorca, viviendo en Palma, disfrutando desde 1799 de una doble pensión anual concedida por el Rey; posteriormente, ante la postura del Gobierno contra los restos de la Compañía, se retiró a Algaida, su pueblo natal, donde murió el día 17 de abril de 1802.
Usuario anónimo