Diferencia entre revisiones de «Cartas desde Iwo Jima»

m
Pequeñas correcciones WP:CEM.
m (Pequeñas correcciones WP:CEM.)
 
==Argumento==
En 2005, arqueólogos japoneses exploran tunelestúneles en [[Iwo Jima]], donde encuentran algo enterrado en el suelo.
 
La película retrocede a Iwo Jima en 1944. El [[Soldado raso|Sargento de Primera Clase]] Saigo está cavando trincheras a regañadientes en la playa. Un panadero adolescente, Saigo ha sido reclutado por el [[Ejército Imperial Japonés]] a pesar de su juventud y el embarazo de su esposa. Saigo se queja a su amigo Kashiwara que deberían dejar que los americanos tomen Iwo Jima. Oyendo ellos, un enfurecido capitán Tanida comienza a golpear brutalmente a ellos por "conspirar con palabras antipatriotas". Al mismo tiempo, el general [[Tadamichi Kuribayashi]] llega a tomar el mando de la guarnición y de inmediato se inicia una inspección de las defensas de la isla.
Saigo llega y el general ordena que su último soldado que lo entierra para que el enemigo no vaya a encontrar su cuerpo. Entonces, Kuribayashi saca su pistola [[M1911]] - un regalo de un oficial amigo americano antes de la guerra. Saigo pregunta, "¿Es este suelo todavía japonés?" Saigo responde: "Sí, esto sigue siendo Japón." El general fatalmente se pega un tiro y Saigo en llanto arrastra el cuerpo de Kuribayashi distancia para el entierro.
 
Mientras tanto, una patrulla de la Marina encontró el cuerpo de Fujita y una katana. El jefe de la patrulla, un teniente Marino se encuentra la pistola de Kuribayashi y lo mete en su cinturón como un trofeo. Buscan en la zona y encuentran a Saigo con su pala. Al ver la pistola de Kuribayashi en poder del enemigo, Saigo enfurecido comienza moviendo la pala en la Infantería de Marina, pero es demasiado débil para luchar. Sin embargo, el teniente ordena a sus hombres que no le disparen. En cambio, Saigo golpea con la culata de un rifle y lo enviaenvía en una camilla al campo de prisioneros. Al despertar, Saigo ve la puesta de sol sobre las arenas negras de la playa y sonríe tristemente.
 
La película termina con los arqueólogos japoneses encontrando las cartas que Saigo había enterrado.
1 072 482

ediciones