Abrir menú principal

Cambios

141 bytes añadidos ,  hace 6 años
ref
Según los ''[[Annales Bertiniani]]'', Harald Klak era tío del caudillo vikingo en [[Frisia]], [[Rorik de Dorestad]].<ref>''The Annals of St. Bertin'', trans. Janet Nelson, Ninth Century Histories, Vol. I (Manchester, 1991)</ref> Los ''[[Annales Xantenses]]'' mencionan que Rorik era hermano de [[Harald el Joven]] aunque bastantes historiadores modernos ven esto una contradicción y prefieren identificar a Rorik como presunto quinto hijo de Halfdan.<ref>[http://www.fordham.edu/halsall/source/xanten1.html Anales de Xanten, 845-853.]</ref>
 
Varios registros históricos involucran a Harald Klak en los entresijos y luchas por el poder entre diferentes caudillos daneses por gobernar Dinamarca,<ref>''The viking Age'' (2010), ed. A.A. Sommerville / R.A. McDonald, University of Toronto Press, ISBN 978-1-44260-148-2 p. 249 - 252.</ref> tras la muerte del rey [[Hemming]], que desembocó en los turbulentos años de una guerra civil (812–814).<ref>"Carolingian Chronicles: Royal Frankish Annals and Nithard's Histories" (1970), trad. de Bernhard Walter Scholz, p. 94 – 95</ref> Lo cierto es que hubo dos etapas de su reinado con un breve intermedio cuando fue depuesto por otros caudillos, los ''[[Annales regni Francorum]]'', en su entrada para el año 815 se centran en la campaña para la restauración del trono de Harald. [[Luis el Piadoso]] ordenó a los [[sajones]] y [[abroditas]] prepararse para la campaña de guerra, pero aquel invierno fue muy suave y el hielo del río [[Eider]] se había derretido en dos ocasiones, por lo que la campaña fue abortada. No fue hasta mayo que las fuerzas imperiales encabezadas por el emisario real Baldrich recibieron órdenes de ayudar a Harald, cruzaron el río por la tierra llamada Silendi (más tarde [[Ducado de Schleswig]]).
 
Desde Silendi marcharon hacia delante y al séptimo día, acamparon en la costa de [el nombre ha desaparecido en el manuscrito]. Allí permanecieron durante tres días, pero los hijos de [[Godofredo I de Dinamarca]], que habían levantado un gran ejército y fletado doscientas naves, estaban en una isla a tres millas de la playa y no se atrevieron a comprometerse. Por lo tanto, tras pasar por territorios colindantes decidieron regresar a [[Sajonia]], que en aquel momento celebraban la asamblea general con su emperador en [[Paderborn]].<ref>"Carolingian Chronicles: Royal Frankish Annals and Nithard's Histories" (1970), trad. Bernhard Walter Scholz, p. 99</ref>