Abrir menú principal

Cambios

m
Bot: sintaxis de los enlaces y cambios menores
 
== Definiciones ==
En 1986 la [[OMS]] definió la '''Medicina Física y Rehabilitación''' como «el conjunto de medidas sociales, educativas y profesionales destinadas a restituir al paciente minusválido la mayor capacidad e independencia posibles».
 
A partir de que en el año 2000 la OMS introdujera la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad (CIF-2000) y la Salud. El funcionamiento y la discapacidad de una persona se conciben como una interacción dinámica entre los estados de salud y los factores contextuales, tanto personales como ambientales, lo que implica la participación activa de la persona a la que concierne su propia rehabilitación y el deber de la sociedad con las personas minusválidas, englobando todas las medidas destinadas a prevenir o a reducir al mínimo inevitable las consecuencias funcionales, físicas, psíquicas, sociales y económicas de las enfermedades y cuantas situaciones originen minusvalía transitoria o indefinida.
Con la incorporación del pensamiento griego a la civilización romana se vuelve a introducir la dieta, la hidroterapia y el ejercicio físico para establecer razonadamente las indicaciones y el modo de acción de esta terapéutica.
 
En los escritos de [[Galeno]] ([[129]]-[[201]]) se encuentran clasificaciones de los ejercicios y del masaje según su vigor, duración y frecuencia, así como descripciones del empleo de aparatos diversos y de la parte del cuerpo que interviene al utilizarlos.
 
Los baños comunitarios existían desde los tiempos de [[Catón]], hacia el [[200 a. C.|200 a. C.]], pero los grandes establecimientos termales proceden de la época imperial. Las [[termas de Caracalla]] y [[termas de Diocleciano|Diocleciano]] contaban con estanques de paredes de [[mármol]] capaces de albergar entre 1.600 y 3.000 bañistas respectivamente durante 5 horas.
 
Las [[terma]]s solían estar constituidas por:
Con el [[Cristianismo]] comienza la decadencia de la gimnasia. [[Teodosio]] pone fin a las prácticas gimnásticas populares y suprime los [[juegos olímpicos]] (año [[394]]). La medicina pasó a manos de los [[monje]]s, para quienes el cuidado del alma tenía preferencia sobre el del cuerpo.
 
En la edad media persistió la farmacoterapia y la hidroterapia, mientras que el ejercicio físico era practicado exclusivamente por la [[nobleza]] y los primados eclesiásticos como diversión o para prepararse para la caza y la lucha.
 
Los árabes mantuvieron viva la medicina griega y romana por traducciones sirias y hebreas. Con ellos vuelve a valorarse la práctica de ejercicios físicos y la balneoterapia y se crean las [[casa de baños|casas de baños]], lugares donde tras aplicaciones hidroterápicas se recibían fricciones con lodos y tierras, así como atención médica. Los baños árabes se convierten en un factor cultural y social.
 
Desgraciadamente este resurgir de la ciencia médica propiciado por los árabes quedó interrumpido cuando la [[peste negra]] irrumpió en Europa.
 
=== Renacimiento ===
El recurso a las fuerzas macrosómicas (el aire, el agua la tierra y la luz solar) propició la sistematización de la [[hidroterapia]] y las curas termales. [[Anton Sebastian Kneipp]] ([[1821]]-[[1897]]), párroco alemán, fue uno de los grandes impulsores de la hidroterapia. Las aplicaciones más empleadas fueron los chorros, baños fríos, vapor y lavados calientes, así como [[planta medicinal|plantas medicinales]]. Su método fue llamado «cura de Kneipp». [[Wilhelm Winternitz]] ([[1835]]-[[1917]]), médico vienés, consolidó la hidroterapia como ciencia médica, sentando sus bases fisiológicas y estableciendo sus indicaciones, lo que propició que se introdujera en la enseñanza universitaria.
 
Dowen y Blunot demostraron que la radiación solar era capaz de destruir ciertas [[bacteri]]as que propiciaban algunas infecciones, lo que proporcionó a la [[helioterapia]] un apoyo científico. Pero el empleo de la luz solar como terapéutica fue popularizado por [[Arnold Rikli]], quien diseñó un sanatorio en [[Austria]] y obtuvo grandes resultados. A principios del siguiente siglo, Benhard y Rollier realizaron trabajos que contribuyeron a sustentar la helioterapia con cimientos científicos.
 
La práctica del [[masaje]] resurgió gracias a [[Johan Georg Metzger]] ([[1838]]-[[1913]]), quien publicó a finales del siglo XIX los métodos de Ling aplicados a la medicina en su libro ''Tratado de las luxaciones del pie por medio del masaje'', que tuvo gran éxito. Clasificó el masaje en fricción suave, fricción, amasamiento y golpeteos. [[Lucas Championiere]] introdujo el masaje y la necesidad de movilidad precoz en fracturas y secuelas.
 
== Fundamentos y competencias de la MFR ==
Según el Ministerio de Sanidfad y Consumo de España,<ref>Ministerio de Sanidad y Consumo. [http://sid.usal.es/leyes/discapacidad/12416/3-1-6/orden-sco-846-2008-de-14-de-marzo-por-la-que-se-aprueba-y-publica-el-programa-formativo-de-la-especialidad-de-medicina-fisica-y-rehabilitacion.aspx Orden SCO/846/2008, de 14 de marzo, "por la que se aprueba y publica el programa formativo de la especialidad de Medicina Física y Rehabilitación"] Boletín Oficial del Estado (Número: 77, 29/03/2008, Disposición nº 5824, Páginas: 17966-17972)</ref> la especialidad se configura como un servicio a la sociedad y al interés de esta por el estado de salud y la discapacidad de las personas. A este respecto el ejercicio profesional del MFR toma en consideración la dignidad humana y desarrolla su actividad asistencial con criterios éticos y deontológicos. La formación en MFR tiene como objetivo que el residente alcance los conocimientos, técnicas, habilidades, actitudes y responsabilidades necesarias para que sin perjuicio de la necesaria actualización de conocimientos, otorgue a los ciudadanos una prestación sanitaria especializada en términos de calidad, seguridad y eficiencia. El médico especialista en MFR debe adquirir condiciones de liderazgo que le permitan abordar el carácter interdisciplinar y el diálogo y comunicación interprofesional necesarios en el ejercicio de esta especialidad. El médico especialista en MFR fundamenta sus actividades asistenciales en la investigación científica y en la evidencia probada, procurando una utilización racional y precisa de los recursos diagnósticos y terapéuticos. Este especialista procura aportar la suficiente y adecuada información para que la persona pueda participar razonadamente, según las diversas opciones, en la decisión de su proceso asistencial y sociosanitario. El nivel y competencias profesionales del especialista en MFR se caracterizan por:
 
a) Una aproximación holística hacia personas de todas las edades, con lesiones agudas o crónicas o con [[discapacidad]] permanente o transitoria. Sus actividades se centran fundamentalmente, en las enfermedades y problemas que afectan a los sistemas musculoesquelético, neurológico, cardíaco y vascular, respiratorio y endocrino, abordando asimismo disfunciones urogenitales, por dolor y cáncer, por quemaduras, trasplantes y amputaciones. A este respecto, el Médico Especialista en MFR sigue y desarrolla en los correspondientes servicios de MFR un proceso asistencial rehabilitador que consiste en la prevención, tratamiento y evaluación del discapacitado, siendo componentes de este proceso la admisión, historia clínica, evolución, alta e informe clínico.
 
b) La Medicina Física promociona la salud. Utiliza los medios farmacológicos.
 
c) La rehabilitación previene y trata la aparición de disfunciones secundarias a problemas congénitos y adquiridos, agudos y crónicos, en personas de todas las edades y tiene una connotación propia en la evaluación del daño corporal y la valoración y tratamiento de la discapacidad, favoreciendo la integración social del discapacitado en la comunidad.
 
d) Asimismo es competencia propia del Fonoaudiologo, Fisioterapeuta, Terapeuta Ocupacional las actividades dirigidas al diagnóstico funcional y de discapacidad, con la prevención, evaluación, prescripción terapéutica, durante el programa asistencial.
 
e) Una vez realizada la prescripción del programa terapéutico por el médico especialista en Medicina Familiar, el proceso asistencial se desarrolla, sin perjuicio de la autonomía técnica y científica de las distintas especialidades, con la colaboración de otros profesionales, con titulación adecuada para la prestación de cuidados terapéuticos. A este respecto los citados cuidados terapéuticos se tipifican en las aplicaciones de medios físicos, de técnicas de tratamiento funcional u ocupacionales, de educación de trastornos funcionales, de la fonación, lenguaje o comunicación, de realización y adaptación de ortoprótesis y ayudas técnicas, y otros cuidados sanitarios o sociosanitarios.
 
Finalmente constituye el marco general de actuación del especialista en MFR la responsabilidad ética en el cumplimiento de los deberes de información, confidencialidad y preservación de datos.
186 331

ediciones