Diferencia entre revisiones de «Convenciones de Nutka»

27 bytes añadidos ,  hace 7 años
m
Bot:Reparando enlaces
m (Revertidos los cambios de 186.60.27.213 (disc.) a la última edición de Legobot)
m (Bot:Reparando enlaces)
Las Convenciones de Nutca en la [[Años 1790|década de 1790]], negociadas por [[George Vancouver]] y su contraparte español [[Juan Francisco de la Bodega y Quadra]] previnieron la escalada de la disputa. Un principio de acuerdo que permitió desmovilizar las flotas de ambos países, se realizó mediante una declaración británica y otra española el 24 de julio de 1790, firmadas por Floridablanca y por Fitzherbert.
 
La '''Primera Convención de Nutca''' fue firmada el 28 de octubre de [[1790]] por Floridablanca y Fitzherbert.<ref>[http://books.google.es/books?id=ea597fVyHkgC&pg=PA623 Texto de la convención de 1790].</ref> España debía devolver las edificaciones y terrenos, indemnizar a los británicos por los bienes secuestrados y reconocer la libre navegación y pesca en el Océano Pacífico y en los mares del Sur. Fueron enviados a Nutka como comisionados, Bodega y Quadra por España y George Vancouver por el Reino Unido, quienes llegaron entre marzo y agosto de 1792 y se retiraron en diciembre sin ponerse de acuerdo sobre cuál era el límite de las posesiones españolas, que los británicos situaban a la altura de San Francisco y los españoles en Nutka o en el estrecho de Juan de Fuca, ni sobre qué terrenos había adquirido Meares antes de 1789 a los indígenas locales. Los británicos exigían la totalidad de las ensenadas de Nootka y de Clayoquot.<ref>[http://web.archive.org/web/http://derroteros.perucultural.org.pe/textos/soler.doc La crisis de Nutka en las sesiones de la Junta de Estado de 1790. Por Emilio Soler Pascual.]</ref> En mayo de 1792 un barco español con cien colonos llegó a la bahía de Neah, en el [[estrecho de Juan de Fuca]] (extremo noroeste del estado de Washington) en donde construyeron un establecimiento en el que permanecieron cuatro meses.
 
El artículo cuarto establecía: ''que las actividades marítimas inglesas no debían servir de pretexto a un comercio ilícito con los establecimientos españoles y con esta mira se ha estipulado además expresamente que los súbditos británicos no navegarán ni pescarán en los dichos mares a distancia de diez leguas marítimas de ninguna parte de las costas ya ocupadas por los españoles''.
564 006

ediciones