Diferencia entre revisiones de «Juan de Berindoaga y Palomares»

Bolívar estableció su cuartel general en Pativilca y se dedicó de lleno a preparar su ejército para iniciar la ofensiva final contra los españoles que resistían en el centro y sur peruanos. Con la intención de ganar tiempo, Bolívar insinuó a Tagle la conveniencia de entrar en negociaciones con los realistas para pactar un armisticio. El Congreso aprobó la idea, y en su calidad de ministro de guerra, Berindoaga fue comisionado para realizar esas negociaciones, viajando hasta el campamento del general español [[José de Canterac]] en [[Jauja]]. Allí trató con el general español [[Juan Loriga]] y también con el general [[Juan Antonio Monet]] y el brigadier [[Andrés García Camba]]; no le dejaron hablar con Canterac, que estaba en [[Huancayo]], ni viajar al [[Cuzco]] a entrevistarse con el virrey [[José de La Serna]]. Berindoaga dio por terminada su misión y regresó a Lima el [[2 de febrero]] de 1824, sin haber conseguido nada.
 
El historiador [[Mariano Torrente]] afirmaría más tarde que las negociaciones abiertas por Tagle y Berindoaga tenían el fin de reimplantar la autoridad realista en Lima. Pero un testigo de esas negociaciones, el general García Camba, pretende desmentir tal afirmación con inocencia infantil en sus memorias , refiriendorefiere que la propuesta que trajo Berindoaga era que el ejército realista seinterviniera sumaraen a la causa de la patria para que así lograse la gratitud del país y la admiración de lasel generacionesconflicto veniderascivil. Corroborando todo ello, en una carta fechada el [[28 de enero]] de 1824, Tagle aconsejó a Berindoaga que en caso de que los españoles se mantuvieran obstinados en negarse a reconocer la independencia, que diera por concluida su misión y regresase a Lima. El mismo Bolívar aprobó con elogio la conducta de Berindoaga, en carta enviada a [[Tomás de Heres]] y fechada el [[7 de febrero]].<ref>Basadre 1998, p. 38.</ref>
 
== Las negociaciones de Terón ==