Abrir menú principal

Cambios

m
Corrección error. El Papa de la bula ''Super illius specula'' de 1326 es Juan XXII y no Juan XII.
 
=== Siglos XIII y XIV ===
El escepticismo inicial de la [[Iglesia católica]] sobre la realidad de la [[brujería]] plasmado en el [[Canon Episcopi]]<ref>{{cita libro|apellido=Lisón Tolosana|nombre=Carmelo|enlaceautor=Carmelo Lisón Tolosana|año=1992|páginas=44}}</ref> —corroborado en la Alta Edad Media por numerosos testimonios de eclesiásticos que denuncian como ilusiones las creencias sobre las brujas, condenándolas como cultos paganos—<ref>{{cita publicación |apellido=García Cárcel |nombre=Ricard|año=1983 |página=59-60 }}</ref> cambió en la segunda mitad del siglo XIII, pasándose de la visión de la brujería como una [[superstición]] o como el resultado de ilusiones demoníacas, a pensar que los que la practicaban lo que pretendían era establecer pactos con el diablo. A partir de entonces la creencia en las intervenciones directas del diablo en la vida del hombres se hace más evidente, más repetida, como nunca antes en la historia medieval. El papa [[Juan XIIXXII]] —que vivía en continuo temor de ser asesinado por secretas sectas diabólicos, lo que le llevó a torturar y mandar a la hoguera al obispo de su ciudad natal y a su médico de cámara—<ref>{{cita libro|apellido=Lisón Tolosana|nombre=Carmelo|enlaceautor=Carmelo Lisón Tolosana|año=1992|páginas=44-45}}</ref> consulta a los teólogos y promulga la bula ''Super illius specula'' de 1326 que decreta la realidad de los hechos y crímenes que se atribuían a las brujas, lo que suponía equiparar la brujería a la herejía. Así, a partir de entonces las prácticas mágicas son consideradas "un gran peligro para el género humano al desafiar los lazos de obediencia, al suscitar la rebelión, convirtiéndose también, como la herejía, en un crimen de [[lesa majestad]] humana y divina, justificando el procedimiento más duro, más excepcional, puesto que es la [[majestad]] misma la que aparece amenazada por este crimen atroz".<ref>{{cita publicación |apellido=Chiffoleau |nombre=Jacques |año=2005 |página=83-84 }}</ref>
 
Precisamente la palabra ''bruxa'' aparece por primera vez en la segunda mitad del siglo XIII en un vocabulario latino-arábigo reproducido en un códice catalán, como término equivalente al de [[súcubo]] o demonio femenino. Más tarde aparece el [[idioma aragonés|aragonés]] ''broxa'' cuyo campo semántico lo comparte con ''[[hechicero|fetillero]]'', envenenador, adivino,... siempre con un sentido muy negativo, pues todos ellos cometen ''crimenes... a dios muyt orribles'', como se dice en las ''Ordinaciones y Paramientos'' de la ciudad de [[Barbastro]] de 1396, por lo que serán "''preso o presa por los [[jurado (cargo foral)|iurados]] de la dita ciudat''".<ref>{{cita libro|apellido=Lisón Tolosana|nombre=Carmelo|enlaceautor=Carmelo Lisón Tolosana|año=1992|páginas=25-26}}</ref>
18

ediciones