Abrir menú principal

Cambios

sin resumen de edición
A pesar de que existen ciertas similitudes entre los hechos referidos en éstos versos de la ''Cantiga 235'' y la ejecución del infante Fadrique y la del señor de los Cameros, establecer una analogía entre ambos hechos supondría ignorar, en opinión de Manuel González Jiménez, el hecho de que el infante Fadrique, según refieren las crónicas de la época, no fue quemado vivo, sino ahogado, e ignorar también que no existen pruebas que avalen la supuesta homosexualidad del infante Fadrique o la de Simón Ruiz de los Cameros. Y, por otra parte, el profesor Kinkade también propuso otra teoría que afirmaba que el infante Fadrique conspiró con el rey [[Felipe III de Francia]] para arrebatar el trono a Alfonso X y repartirlo a continuación entre el infante Sancho y Alfonso de la Cerda, aunque dicha teoría, al igual que la de la homosexualidad, carece de cualquier base documental.{{Harvnp|González Jiménez|2004a|p=322}}
 
Por otra parte, el historiador Joseph O´Callaghan, que se mostró partidario de la teoría de la homosexualidad propuesta por el profesor Kinkade, señaló que «en realidad no sabemos qué sucedió», aunque afirmó que tal vez Alfonso X, que se sentía abrumado por la muerte de su hijo y heredero, el infante Fernando de la Cerda, y amenazado por los reinos de Francia y Marruecos,{{Harvnp|González Jiménez|2004a|p=322}} pensó que podría ser castigado por Dios si toleraba la supuesta homosexualidad de su hermano.{{Harvnp|Foster|1999|p=29}} Y Jesús Montoya Martínez, en su obra ''Composición, estructura y contenido del cancionero marial de Alfonso X'', señaló que en los versos de la ''Cantiga 235'' no se alude a la conjura que ocasionó la muerte del infante Fadrique y la de su yerno, sino a la revuelta nobiliaria de 1272, que estuvo protagonizada por el infante Felipe, hermano del infante Fadrique, y por Nuño González de Lara, y por otra parte también afirmó que los dos ricoshombres mencionados en los versos de dicha cantiga fueron condenados a la hoguera por ser simpatizantes de la [[Catarismo|herejía cátara]] o albigense, quedando anulada con esa teoría la de la homosexualidad de Kinkade, ya que los cátaros rechazaban el matrimonio no por ser homosexuales, sino porque consideraban que el matrimonio contribuía mediante la [[Reproducción sexual|procreación]] a la difusión del mal.{{Harvnp|González Jiménez|2004a|pp=322-323}}[[Imagen:Sancho IV de Castilla (Ayuntamiento de León).jpg|thumb|200px|right|Retrato imaginario de Sancho IV de Castilla. [[José María Rodríguez de Losada]]. ([[Ayuntamiento de León]]).]]
 
El historiador Manuel González Jiménez, por su parte, afirmó que debido a la inestabilidad existente en el reino, a las dudas del rey en designar heredero al infante Sancho, y a la impopularidad de Alfonso X, ocasionada por sus desaciertos políticos y sus ataques de cólera, el infante Fadrique pudo haber intentado dar un [[golpe de estado]] y ser proclamado regente del reino hasta que el infante Sancho alcanzase la edad prevista en las [[Siete Partidas]] para poder ser proclamado rey.{{Harvnp|González Jiménez|2004b|pp=212-213}} Y de ser cierta esta teoría, ello justificaría la reacción airada del rey contra su hermano y el señor de los Cameros, ya que el delito de [[alta traición]] se castigaba con la confiscación de bienes y la pena de muerte, entre la que se incluía la muerte por ahogamiento del individuo, que fue la que se aplicó, según refiere la ''Crónica de Alfonso X'', al infante Fadrique.{{Harvnp|González Jiménez|2004a|p=320}}