Diferencia entre revisiones de «Cargas térmicas de climatización»

Básicamente, el cálculo consiste en obtener las pérdidas o ganancias por trasmisión de cada uno de los elementos de cierre del local, que son función de su [[transmitancia térmica]], de su superficie y de la diferencia de [[temperatura]]s de cálculo entre el interior y el exterior (o de otro local con temperatura distinta a la del estudiado). Un cálculo más afinado exige que también se calculen las pérdidas o ganancias por los [[Puente térmico|puentes térmicos]] que pueda haber en los separadores, que se hace de modo análogo. Luego se calcula la cantidad de energía térmica necesaria para calentar o enfriar el aire de [[ventilación]], función del caudal exigido por la normativa y de la diferencia de temperaturas.
 
Específicamente para [[refrigeración]], además de lo dicho en el párrafo anterior, hay que tener en cuenta también el soleamiento que pueda entrar por los huecos acristalados, función de la superficie, de la orientación y de la inclinación de estos, en el día más desfavorable del año; es muy importante también tener en cuenta los elementos exteriores que puedan impedir la entrada del sol por los vidrios (que arrojen sombra sobre ellos). También las cargas interiores, por ocupación, iluminación y maquinaria (que en [[calefacción]] son favorables). Y, por supuesto, las [[Calor latente|cargas latentes]], debidas a la necesidad de condensar la [[humedad del aire]], tanto interiores (especialmente la [[evapotranspiración]] de los ocupantes, así como las posibles actividades productoras de vapor), como las exteriores (humedad contenida en el aire de ventilación).
 
Como en muchas [[ciencias aplicadas]], existe [[software]] especializado para realizar estos cálculos.