Diferencia entre revisiones de «Childerico III»

45 bytes añadidos ,  hace 8 años
sin resumen de edición
Sin resumen de edición
Sin resumen de edición
'''Childerico III''' ([[714]]–[[754]]/[[755|55]]) fue el último rey franco de la [[dinastía Merovingia]]. Fue ascendido al trono de [[Austrasia]] y [[Neustria]] por el mayordomo de palacio [[Pipino el Breve]]. En el [[751]], Pipino vio la oportunidad de hacerse con el trono franco y le destronó, enviándolo al monasterio de Saint Omer, donde permaneció hasta sus últimos días.
 
Pipino, siendo mayordomo de palacio y habiendo sido elegido por el pueblo franco como rey, al no tener potestad regia envía embajadores al Papa [[Zacarías (Papa)|Zacarias]] para pedir su consejo, pues era la única autoridad a la que podía recurrir. El Papa respondió valiéndose de la doctrina [[San Isidoro|isidoriana]] del poder que dicedecía que ''"es mejor llamar rey a aquél que tiene el poder"'', para asegurarlo en el trono.
 
En 751, Childerico era destronado y tonsurado, ''deposit et detonsit'', a las ódenes del sucesor de Zacaías, [[Esteban II]], porque, segúns [[Eginhardo]], ''quia non erat utilis'', "no era útil" La tonsura era una forma de despojarse de la vanidad y "abrir" la cabeza para recibir la luz de Dios. En la dinastía merovingia eso tiene un sentido politico, pues para ellos el cabello era signo de poder y realeza. Al relegarlo a un monasterio se le alejó por completo del poder.
 
En 751, Childerico era destronado y tonsurado, ''deposit et detonsit'', a las ódenes del sucesor de ZacaíasZacarías, [[Esteban II]], porque, segúnssegún [[Eginhardo]], ''quia non erat utilis'', "no era útil." LaAl tonsurarelegar eraa una forma de despojarse de la vanidad y "abrir" la cabeza para recibir la luz de Dios. En la dinastía merovingia eso tiene un sentido politico, pues para ellos el cabello era signo de poder y realeza. Al relegarloChilderico a un monasterio se le alejó por completo del poder.
La tonsura era considerada en aquella época como una forma de despojarse de la vanidad y "abrir" la cabeza para recibir la luz de Dios. En la dinastía merovingia tenía un sentido politico, pues para ellos el cabello era signo de poder y realeza.
[[Archivo:Evariste-Vital Luminais (1822-1896) Le dernier des Mérovingiens.jpg|thumb|250px|left|''Le Dernier des Mérovingiens'', cuadro de [[Evariste-Vital Luminais]].]]
 
Usuario anónimo