Diferencia entre revisiones de «Gobierno de la Defensa»

sin resumen de edición
m (Revertidos los cambios de 186.49.234.104 (disc.) a la última edición de Fixertool)
 
== Organización política y administrativa ==
En 1843 Rivera era aunaún presidente del Uruguay, pero se hallaba en la campaña reuniendo fuerzas para reorganizar la lucha. El [[15 de marzo]] terminó su mandato y, con casi todo el territorio del país en el poder de las fuerzas de Oribe, resultaba imposible realizar las elecciones. En lugar de las Cámaras se crearon dos organismos que hacían las veces de [[Poder Legislativo]]: la [[Asamblea de notables (uruguay)|Asamblea de notables]] y el Consejo de Estado, provistos por designación directa. Sin embargo, lejos de legitimar la dictadura, intentaron realmente ejercer sus funciones de contralor del [[gobierno]]; los conflictos con el [[Poder Ejecutivo]] fueron constantes, de modo que el Parlamento nombró como titular provisorio del Poder Ejecutivo a [[Joaquín Suárez]], hombre de gran prestigio personal por su independencia de criterios, honestidad y su gran sacrificio económico hacia la patria oriental.
 
Entre los personajes que lo rodearon destacaron con perfiles propios [[Manuel Herrera y Obes]], que ocupó el ministerio de Relaciones Exteriores, [[Melchor Pacheco y Obes]], ministro de Guerra, [[Francisco J. Muñoz]], [[Nicolás de Herrera]], y el joven [[Andrés Lamas (escritor)|Andrés Lamas]], jefe político de Montevideo y más tarde diplomático en Brasil. Hasta su muerte en 1847, también fue influyente la figura de [[Santiago Vázquez (político)|Santiago Vázquez]]. Eran los herederos directos del antiguo [[Club del Barón]] que rodeó a [[Carlos Federico Lecor]] durante la [[Provincia Cisplatina]], y representaban al patriarcado urbano inspirado en [[Europa]], imbuido de liberalismo, enemigos de los caudillos y de los autoritarismos personales – pese a lo cual no vacilaron a la hora de procurar su apoyo –. En este esquema, el aceptar y fomentar la ayuda extranjera que no afectaba en absoluto su [[nacionalismo]]; antes bien, veían en este apoyo la conmixion de fuerzas civilizadoras en combate contra la barbarie caudillesca y los nuevos señores feudales, los grandes hacendados ecuestres del medio rural de los que Rosas era ejemplo arquetípico. Estaban convencidos de que Oribe era apenas un lugarteniente del tirano de [[Buenos Aires]] y que de triunfar la causa que defendía, la independencia del Uruguay habría desaparecido.
84

ediciones