Diferencia entre revisiones de «Guerra civil española»

41 bytes eliminados ,  hace 6 años
m
sin resumen de edición
m (Revertidos los cambios de 187.134.167.133 (disc.) a la última edición de Technopat)
m
* El [[bando republicano]] estuvo constituido en torno al gobierno de [[España]] elegido democráticamente, formado por el [[Frente Popular (España)|Frente Popular]], que a su vez se componía de una coalición de partidos [[Republicanismo|republicanos]] —[[Izquierda Republicana]] y [[Unión Republicana]]— con el [[Partido Socialista Obrero Español]], a la que se habían sumado los [[marxismo-leninismo|marxistas leninistas]] del [[Partido Comunista de España]] y el [[Partido Obrero de Unificación Marxista|POUM]], el [[Partido Sindicalista]] de origen anarquista y en Cataluña los [[nacionalismo catalán|nacionalistas]] de izquierda encabezados por [[Esquerra Republicana de Catalunya]]. Era apoyado por el [[movimiento obrero español|movimiento obrero]] y los sindicatos [[UGT]] y [[Confederación Nacional del Trabajo|CNT]], aunque ellos lo que perseguían era realizar la [[revolución española de 1936|revolución social]]. También se había decantado por el bando republicano el [[Partido Nacionalista Vasco]], cuando las Cortes republicanas estaban a punto de aprobar el [[Estatuto de Estella|Estatuto de Autonomía para el País Vasco]].
 
* El [[bando sublevado]], que se llamó a sí mismo ''[[bando nacional]]'', estuvo organizado en torno a parte del alto mando militar, institucionalizado inicialmente en la [[Junta de Defensa Nacional]] sustituida por el [[nombramiento delde [[generalFrancisco Franco]] como ''Generalísimo]]'' y ''Jefe del Gobierno del Estado''. Políticamente, estuvo integrado por la fascista [[Falange Española de las JONS|Falange Española]], los [[carlismo|carlistas]], los monárquicos alfonsinos de [[Renovación Española]] y gran parte de los votantes de la [[CEDA]], la [[Lliga Regionalista|Liga Regionalista]] y otros grupos conservadores. Socialmente fue apoyado por aquellas [[clase social|clases]] a las que la victoria en las urnas del [[Frente Popular (España)|Frente Popular]] les hizo sentir que peligraba su posición; por la [[Iglesia católica]], acosada por la [[persecución religiosa durante la Guerra Civil Española|persecución religiosa]] desatada por parte de la izquierda nada más estallar el conflicto; por pequeños propietarios temerosos de una «[[revolución proletaria|revolución del proletariado]]» y también por muchas personas de clase baja de firmes convicciones religiosas.{{Harvnp|Malefakis|2006|p=24. «Aunque una parte de los militares iniciara la contienda, la guerra no puede definirse —como a veces sigue haciéndose— como la lucha de los militares —o del Ejército más un puñado de terratenientes ricos y jerarcas eclesiásticos— contra el resto de la sociedad. Sin el apoyo de muchos españoles -en especial de las clases medias y altas, pero también de las humildes: millones de pequeños propietarios y gente religiosa-, el alzamiento no se hubiera convertido en guerra civil, pese a la mayor eficacia militar con que los rebeldes contaban al principio»}}
 
Ambos bandos cometieron y se acusaron recíprocamente de la comisión de [[Guerra Civil Española#Crímenes y genocidio|graves crímenes]] en el frente y en las retaguardias, como [[sacas de presos]], ''[[Paseo (fusilamiento)|paseos]]'', [[desaparecidos del franquismo|desapariciones de personas]] o [[Checa (España)|''tribunales'' extrajudiciales]]. La [[dictadura de Francisco Franco|dictadura de Franco]] investigó y condenó severamente los hechos delictivos cometidos en la zona republicana, llegando incluso a instruir una [[Causa General]], todo ello con escasas garantías procesales. Por su parte, los delitos de los vencedores nunca fueron investigados ni enjuiciados, aunque algunos historiadores<ref>[http://www.eldiadecordoba.es/article/cordoba/280509/quotlos/hipocritas/y/los/tardofranquistas/esta/vez/no/van/ser/los/vencedoresquot.html 'El genocidio franquista en Córdoba'], ''El día de Córdoba'', 17 de noviembre de 2008.</ref> y [[jurista]]s<ref name="villarejo">[http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=5699 "La dictadura de Franco fue fascista y genocida"], ''El Plural'', 19 de julio de 2006.</ref><ref name="zafaroni">«[http://www.nuevatribuna.es/noticia.asp?ref=29942 El último genocidio negado: 'Verdad, justicia y reparación' para las víctimas de todas las formas de genocidio]», ''Nueva Tribuna'', 02 de marzo de 2010.</ref> sostienen que hubo un [[genocidio]]<ref>El artículo 2 del Convenio para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio, aprobado por la Asamblea Genera de las Naciones Unidas el 9 de diciembre de 1948 y ratificado por España y muchos otros Estados, define el delito de genocidio en los siguientes términos: ''"En la presente Convención, se entiende por genocidio cualquiera de los actos mencionados a continuación, '''perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso, como tal''': a) Matanza de miembros del grupo. b) Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo. c) Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial. d) Medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo. e) Traslado por fuerza de niños del grupo a otro grupo."''</ref> en el que, además de subvertir el orden institucional, se habría intentado exterminar a la oposición política.<ref name="garzon1">[http://www.elpais.com/elpaismedia/ultimahora/media/200810/16/espana/20081016elpepunac_4_Pes_PDF.doc Auto del 16 de octubre de 2008], Juzgado central de instrucción nº 005, Audiencia Nacional. Madrid.</ref><ref name="garzon2">[http://www.elpais.com/elpaismedia/ultimahora/media/200811/18/espana/20081118elpepunac_1_Pes_PDF.doc Auto del 18 de noviembre de 2008], Juzgado central de instrucción nº 005, Audiencia Nacional. Madrid.</ref>
[[Archivo:Bundesarchiv Bild 183-2005-0601-500, Spanien, Himmlerbesucht die Burg von Toledo.jpg|thumb|[[Heinrich Himmler]] visitando el [[Alcázar de Toledo]] junto a [[José Moscardó]] en octubre de 1940, un año y medio después del fin de la guerra civil.]]
 
El 21 de septiembre el Ejército de África tomaba [[Maqueda]] a sólo 100 kilómetros de Madrid. Ese mismo día se reunían los generales sublevados en una finca de los alrededores de [[Salamanca]] para [[Nombramiento del generalísimo Franco|nombrar al general Franco como mando único y supremo]] de las fuerzas sublevadas. Una semana después volverían a reunirse para dilucidar el mando político. En el intervalo el general Franco decidió desviar hacia Toledo las columnas que avanzaban hacia Madrid para '''levantar el [[asedio del Alcázar de Toledo]]''', donde guardias civiles y algunos pocos cadetes de la Academia de Infantería al mando de su director, el coronel [[José Moscardó]], llevaban dos meses resistiendo los ataques republicanos.{{Harvnp|Alpert|1996|pp=128-129}} Esta decisión, que según algunos historiadores hizo perder a los sublevados la posibilidad de tomar Madrid antes de que se organizase su defensa,{{Harvnp|Aróstegui|1997|p=57}} ha suscitado un debate entre los historiadores. Para una buena parte de ellos fue una decisión más política que militar pues afianzó el prestigio del general Franco ante sus compañeros cuando se estaba discutiendo ya el mando único político.{{Harvnp|Aróstegui|1997|p=57}} "El Alcázar encerraba un tesoro de legitimidad simbólica: academia militar, los sitiados resistían en medio de las ruinas, con los muros de la poderosa fábrica medio destruidos, refugiados en los sótanos. Con su liberación, Franco recibió un enorme capital político: el Alcázar era el símbolo de la salvación de España que, como una mártir, resucitaba del sepulcro al que la habían conducido sus enemigos".{{Harvnp|Juliá|1999|p=120}} Además tuvo un enorme valor propagandístico para la causa de los sublevados. "Del Alcázar se hizo posteriormente un mito por los franquistas, cuyos principales extremos -el episodio de los diálogos de Moscardó y su hijo en manos de los asediadores, por ejemplo- están hoy absolutamente desacreditados".{{Harvnp|Aróstegui|1997|p=57}} Sin embargo algunos historiadores afirman que también tuvo una motivación militar. "Parece convincente la explicación usual: el compañerismo militar y el valor propagandístico de rescatar a los asediados en el Alcázar imponían levantar el asedio cuanto antes. Es posible que hubiera motivos políticos, no separados de la ambición de Franco de ser generalísimo y jefe civil, que impusieran ese gesto heroico. Ahora bien, el hecho de tomar primero Toledo podía justificarse militarmente: asegurar esta ciudad permitiría atacar Madrid desde el sur y el este, protegiendo los flancos por el Tajo y contando con dos carreteras de primera categoría en lugar de una".{{Harvnp|Alpert|1996|pp=128-129}} El mismo día que era levantado el asedio, el 28 de septiembre, el general Franco era nombrado por sus compañeros de sublevación no sólo “''Generalísimo de las fuerzas nacionales de tierra, mar y aire''", sino también "''Jefe del Gobierno del Estado Español, mientras dure la guerra''".{{Harvnp|Aróstegui|1997|p=57}}
 
El día 8 de octubre el Ejército de África alcanzó [[San Martín de Valdeiglesias]], a unos cuarenta kilómetros de Madrid, donde tomó contacto con las fuerzas sublevadas del norte al mando del general Emilio Mola, que acababa de finalizar la '''[[campaña de Guipúzcoa]]''' tras tomar [[Irún]], el [[5 de septiembre]] y [[San Sebastián]] el [[13 de septiembre]], quedando el norte republicano rodeado por tierra por los "nacionalistas". Así pues a principios de octubre las fuerzas sublevadas se habían desplegado en un semicírculo alrededor de Madrid que partía de Toledo al sur y alcanzaba el noroeste a unos diez kilómetros al norte de [[El Escorial]], y que se encontraba entre 40 y 55 kilómetros de la capital. Aunque las fuerzas republicanas opusieron mayor resistencia gracias a la reorganización militar emprendida por el gobierno Largo Caballero (con la formación de las brigadas mixtas al mando en su mayoría de militares de carrera y en las que fueron encuadradas las milicias, una militarización acompañada de la creación de la figura de los comisarios políticos), las fuerzas "nacionales" fueron estrechando el semicírculo que atenazaba la capital (mientras que en el norte el [[17 de octubre]] rompían el [[Sitio de Oviedo (1936)|cerco de Oviedo]]) y a principios de noviembre llegaron a los barrios del sur de Madrid. "El ataque a Madrid marcó el final del primer periodo de la guerra".{{Harvnp|Alpert|1996|pp=130-132}}