Abrir menú principal

Cambios

m
 
==Consecuencias==
La misma mañana del día 12, el nuevo Gobierno restauró la Constitución de 1901 y convocó la Asamblea de Diputados ({{lang-sr|Skupština}}) y el Senado al día siguiente,{{Harvnp|Dragnich|1978|p=95}} según estaban constituidos antes de las elecciones de 1903.<ref name="vucinich61"/> Los conspiradores, sin embargo, carecían de un programa político más allá de su oposición a los monarcas asesinados.<ref name="vucinich232">[[#Bibliografía|Vucinich (2006)]], p. 232</ref> La mayoría defendía una vuelta a la [[Casa Real de Karađorđević|dinastía Karađorđević]], aunque una minoría abogaba por la creación de una república, algo inaceptable para [[Austria-Hungría]] y [[Imperio ruso|Rusia]], por lo que se optó finalmente por llamar{{Harvnp|Dragnich|1978|p=95}} a [[Pedro I de Serbia]].<ref name="vucinich232"/>
 
El [[golpe de Estado]] y el asesinato de los soberanos no fue una revolución ya que no cambió el poder político ni el orden social, sino un cambio de dinastía —la Obrenović se extinguió—{{Harvnp|Dragnich|1978|p=94}} y de gobierno,<ref name="vucinich232"/> así como de política internacional: el nuevo régimen se acercó a Rusia y creció la hostilidad hacia Austria-Hungría, de la que hasta el momento Serbia había dependido política y económicamente.<ref name="vucinich233">[[#Bibliografía|Vucinich (2006)]], p. 233</ref> La nueva etapa que comenzó con el asesinato de Alejandro, Draga y parte de su Gobierno llevó a una creciente independencia económica del [[Imperio austrohúngaro]], una mayor libertad política,<ref name="vucinich233"/> y una vuelta a la política nacionalista y expansionista, que aumentó los conflictos con los países vecinos.<ref name="vucinich234">[[#Bibliografía|Vucinich (2006)]], p. 234</ref>