Diferencia entre revisiones de «Especificidad (epidemiología)»

sin resumen de edición
Para seleccionar un punto de corte adecuado, podemos ayudarnos de las curvas de rendimiento diagnóstico conocidas como [[Curva ROC|curvas ROC]] (del inglés, ''Receiver Operating Characteristic''). En ellas se representa la sensibilidad de la técnica diagnóstica frente el valor que se obtiene al restarle la especificidad a la unidad (1-especificidad). El área bajo la curva obtenida oscila entre un valor de 0,5 (no discrimina entre un enfermo y un falso positivo) y 1 (test diagnóstico perfecto), siendo aceptable un valor de 0,8. Sabiendo esto, podemos jugar con los valores de especificidad y sensibilidad hasta validar nuestra técnica diagnóstica.
En diagnóstico clínico, cuando el valor de especificidad supera el 80%, se considera buena <nowiki>[</nowiki>[[cita requerida]]<nowiki>]</nowiki>.
 
Por regla general, se elige una prueba muy específica cuando prefieres obtener falsos negativos en lugar de falsos positivos, es decir, necesitas asegurarte de que el paciente tiene realmente la enfermedad. Esto se da en el caso de que la enfermedad sea grave y prácticamente incurable por lo que desde el punto de vista sanitario y psicológico es importante saber que no se padece la enfermedad ya que un resultado positivo falso supone un trauma económico y psicológico para el sujeto. Por ejemplo, una prueba para detectar una enfermedad que implique una operación, es imprescindible asegurarse de que el paciente está enfermo y necesita la operación, para no operar a un paciente sano.
Usuario anónimo