Abrir menú principal

Cambios

40 bytes añadidos ,  hace 4 años
Durante décadas, sólo se podía llegar a Potrerillos mediante el tren. Los caminos públicos para automóviles sólo se abrieron a fines de los años cincuenta, cuando la fundición empezó a abastecerse del cobre extraído en la mina [[El Salvador (Chile)|El Salvador]].
 
Más tarde, los [[estadounidense]]s dejaron el país y la empresa pasó a manos del Estado. Hasta 1998, los empleados de [[Codelco]] continuaban recibiendo regalías que no encontrarán en ninguna otra parte. El agua, la luz y la vivienda seguían siendo gratis, incluso las reparaciones domésticas, como el cambio de una ventana rota o se pintaba la casa completa cada año.
 
Para los trabajadores independientes y sus familias el trato era diferente, pero igualmente beneficioso. Durante ocho décadas esta fundición dio vida a un campamento minero habitado por los empleados de la empresa y sus familiares. Las personas que residían aquí no eran dueñas del lugar donde vivían, sino que Codelco es el propietario de todo el terreno.
Usuario anónimo