Diferencia entre revisiones de «Caja negra (transporte)»

sin resumen de edición
=== Audio: Pero ninguno grababa audio todavía ===
 
Por eso, la caja negra propiamente dicha es obra de un australiano: David Warren. En 1953 le pidieron a este químico e ingeniero de aviación que ayudaráayudara a descubrir la causa de una serie de accidentes aéreos. Los expertos intentaban entender porquepor qué varios aviones [[Comet]], se habían estrellado sin ninguna explicación, lo que ponía en duda el futuro de los vuelos comerciales. ''Me quedé pensando para mis adentros ... Si pudiéramos recuperar esos últimos segundos'' dijo en una entrevista en 1985 citada por The New York Times, ''se ahorrarían muchas discusiones e incertidumbre''. Un año más tarde, Warren propuso instalar un dispositivo de grabación en la cabina del piloto y para 1958 había producido el prototipo de la [[Unidad de Memoría del Vuelo]]. Esa primera versión era ligeramente más grande que la mano de un adulto, pero capaz de grabar unas cuatro horas de conversación de cabina y de lecturas de mandos. La versión de Warren grababa el sonido en una bobina de acero magnetizado. Para sorpresa de Warren, el dispositivo fue rechazado por las autoridades de aviación, que le encontraron "poca utilidad directa e inmediata para las aeronaves civiles", mientras que los pilotos dijeron que era como un "Big Brother" (Gran Hermano) que espiaría su trabajo.
 
Cuando Warren llevó el invento al Reino Unido, fue recibido con entusiasmo y luego de un reportaje de la BBC sobre el aparato, los fabricantes comenzaron a interesarse con el proyecto. Mientras tanto en Estados Unidos, ya había investigaciones sobre el aparato y en 1960, ya se daban los primeros pasos para hacer que los dispositivos fueran obligatorios. A mediados de la década de 1960, los registradores de vuelo -de datos y de voz- eran obligatorios para los aviones comerciales. Actualmente, las computadoras de vuelo, han reemplazado a la cinta magnética, los dispositivos pueden grabar más datos y son mucho más propensos a sobrevivir a un impacto. Debe tener una etiqueta con las letras de al menos 2.5 cm de alto que digan: "REGISTRADOR DE VUELO: NO ABRIR"
Los registradores actuales emplean microcircuitos de [[memoria flash]], capaces de almacenar datos durante varios años sin alimentación de energía. En la actualidad graban digitalmente las dos últimas horas o los últimos treinta minutos (según el modelo) de todas las conversaciones realizadas en la cabina, tanto las realizadas por los pilotos como las de ambiente, que se captan por medio de un micrófono normalmente instalado en el panel superior (overhead) y que registra todos los sonidos que se producen en cabina (conversaciones, avisos sonoros del avión, etc). Esos registradores contienen también [[Circuito|tarjetas de circuito]] que procesan y comprimen los datos, aunque sólo los microcircuitos de memoria están encerrados en el bloque antichoque de la caja. Ese bloque se cubre con un [[blindaje]] grueso de [[acero]] para que resista los aplastamientos por impacto. Bajo el acero hay una capa de aislante térmico diseñado para proteger los microcircuitos de memoria de los [[incendio]]s que suelen ocurrir tras un accidente del reactor.
 
Todas las aeronaves comerciales de gran tamaño llevan dos cajas: la grabadora de voces de [[cabina de vuelo|cabina]], que recoge las conversaciones de la tripulación de vuelo y los sonidos procedentes de la cabina, y el registrador de datos de vuelo, que anota la altitud del aparato, su velocidad con respecto al aire, su rumbo y otras lecturas instrumentales. Dada la importancia de esa información, los registradores se diseñan para resistir aceleraciones considerables.
 
Recientemente se amplió la lista de lecturas instrumentales a almacenar y también se ha propuesto que cada grabadora de voces de cabina esté equipada con una fuente de alimentación de reserva para que pueda seguir funcionando aunque se averíen los circuitos eléctricos de la aeronave.
Usuario anónimo