Diferencia entre revisiones de «Síndrome de alta exposición»

m (Revertidos los cambios de 37.143.120.82 (disc.) a la última edición de Egis57)
<br />
Heródoto, ''Las historias'', Libro 5, 92-f:
<blockquote>Él ([[Periandro]]) había enviado un heraldo a [[Trasíbulo (tirano)|Trasíbulode Mileto]] y le consultó de que forma podía él gobernar mejor y de forma más segura su ciudad. Trasíbulo condujo al hombre enviado por Periandro fuera de la ciudad, y lo llevó a un campo sembrado. Mientras caminaba entre el [[trigo]], preguntando constantemente por qué el mensajero había ido a verlo a él desde [[Cípselo]], iba cortando los brotes más altos de trigo que veía a su paso, y los arrojaba al camino, hasta que hubo destruido la mejor y más rica parte de su sembrado. Luego, regresó a su morada y sin una palabra de consejo, despidió al heraldo. Cuando el heraldo regresó a Cípselo, Periandro estaba ansioso por escuchar el consejo que había traído el heraldo, pero el hombre le explicó que Trasibulo no le había dado ninguno. El heraldo agregó que en realidad lo había enviado a ver a un hombre muy extraño, un loco y destructor de sus posesiones, y le contó a Periandro lo que le había visto hacer a Trasíbulo. Sin embargo, Periandro, comprendió lo acontecido, e interpretó que Trasíbulo le había aconsejado cortar a aquellos ciudadanos que tenían habilidades o influencias fuera de lo común; por lo que comenzó a tratar a sus ciudadanos de una forma desconsiderada y malvada.</blockquote>
 
Aristóteles utiliza la historia de Heródoto en su ''Política'', (Libro 5, Capítulo 10) al referirse al consejo de [[Trasíbulo (tirano)|Trasíbulode Mileto]] a [[Periandro]] en el sentido de "eliminar los tallos más altos, sugiriendo, que era preciso eliminar a los ciudadanos más eminentes". Según el relato de Livio, el tirano [[Roman Kingdom|rey romano]], [[Lucius Tarquinius Superbus|Tarquino el Orgulloso]], recibió un mensajero de su hijo [[Sexto Tarquinio]] preguntando qué debía hacer en [[Gabii]], dado que era el más poderoso allí. En lugar de darle una respuesta hablada al mensajero, Tarquino fue al jardín, tomó un palo, y lo pasó simbólicamente por el jardín, cortando los extremos de las [[amapola]]s más altas que crecian allí. El mensajero, cansado de esperar una respuesta, regresó a Gabii y le contó a Sexto lo que había visto. Sexto entendió que lo que su padre le recomendaba era matar a todas las personas eminentes de Gabii, cosa que hizo.<ref>{{cita libro|apellidos=Livius|nombre=Titus|título=The History of Rome, Vol. I |url=http://etext.virginia.edu/etcbin/toccer-new2?id=Liv1His.sgm&images=images/modeng&data=/texts/english/modeng/parsed&tag=public&part=54&division=div2|editorial=Electronic Text Center|ubicación=University of Virginia Library|capítulo=The Earliest Legends: 1.54}}</ref>
<!--
 
Usuario anónimo