Abrir menú principal

Cambios

Felipe era conocido en la corte francesa como ''Monsieur'', razón por la cual desde entonces Liselotte asume el nombre de ''Madame''. Ambos se llevaron una pésima sorpresa al conocerse, Isabel Carlota estaba muy lejos de los cánones de belleza de la época, y Felipe en su modo afectado y afeminado estalla en un susurro escandalizado al verla: «¿no esperarán que me acueste con ''eso''?»<ref name=ref_duplicada_2>Vallejo-Nágera, Alejandra (2006). Locos de la Historia: Rasputín, Luisa Isabel de Orleáns, Mesalina y otros personajes egregios. La Esfera de los Libros. ISBN 978-84-9734-477-7.</ref>
 
Las tendencias homosexuales de ''Monsieur'' eran por todos conocidas, nunca escondió a sus amantes masculinos ni sus preferencias, incluso Isabel Carlota reconocía sin pudor en sus cartas, que Felipe se encomandabaencomendaba a los santos y usaba "rosarios y medallas benditas en las partes apropiadas para poder realizar el ''necesario acto'' con ella".<ref>ib. Fraser, p. 140.</ref>
 
Liselotte se opuso siempre a la desmesura de su marido a la hora de hacer concesiones a sus favoritos, quienes se aprovechaban del duque para incrementar sus riquezas e influencias en la corte.<ref>[[Louis Crompton|Crompton, Louis]], ''Homosexuality and Civilization'' Belknap, Cambridge, MA, 2003, p. 348.</ref> Dijo ella al respecto:
15 698

ediciones