Abrir menú principal

Cambios

22 bytes añadidos ,  hace 4 años
sin resumen de edición
== En psicoanálisis y psicología analítica ==
=== Según Freud ===
el victor traga sables''Libido'' es también un concepto descrito en la teoría psicoanalítica de [[Sigmund Freud]].<ref>{{cita libro |autor=Jean Laplanche & Jean-Bertrand Pontalis, bajo la dirección de Daniel Lagache |enlaceautor= |título=Diccionario de psicoanálisis |url= |fechaacceso=12 de enero de 2012 |idioma= |otros= |edición= |año= |editor= |editorial=Paidós |ubicación=Barcelona |isbn=978-84-493-0256-5 |capítulo= |páginas=210 |cita=Energía postulada por Freud como substrato de las transformaciones de la pulsión sexual en cuanto al objeto (desplazamiento de las catexis), en cuanto al fin (por ejemplo, sublimación) y en cuanto a la fuente de la excitación sexual (diversidad de las zonas erógenas). En Jung, el concepto «libido» se amplia hasta designar la «energía psíquica» en general presente en todo lo que es «tendencia a», appetitus.}} </ref> Se refiere a la energía de la pulsión, o más propiamente, al afecto ligado a la transformación energética de las pulsiones, cuya meta original sería siempre sexual (si bien puede ser «desexualizada» secundariamente, lo que implicaría inexorablemente renuncia o compromiso y un esfuerzo para canalizarla de manera diversa). La mente es un sistema cuyo equilibrio resulta del conflicto entre tendencias o instancias opuestas: se trata de fuerzas o ''[[Pulsión|pulsiones]]'' (‘energía psíquica profunda que orienta el comportamiento hacia un fin y se descarga al conseguirlo’). Esta energía que opera en la [[dialéctica]] interna de la [[psique]] se la llama ''libido''.
 
Desde la óptica freudiana (del [[psicoanálisis]] clásico), ''libido'' es el afecto que se encuentra ligado a determinada pulsión: en el primer marco teórico que regía hasta 1914, la energía de las pulsiones sexuales; después de 1915, pero aún en el marco de la «primera [[Tópica (psicoanálisis)|tópica]]» (hasta 1920), es la energía tanto de las pulsiones sexuales como de las pulsiones yoicas; y en el tercer marco teórico (la segunda tópica, a partir de 1920), este término es transformado en Eros.<ref>{{cita libro |apellido=Freud |nombre=Sigmund |enlaceautor=Sigmund Freud |título=[[Psicología de las masas y análisis del yo]] |url= |fechaacceso=28 de noviembre de 2010 |idioma= |otros=Obras Completas, Vol. XVIII|edición= |año=1921 |editor= |editorial=Amorrortu |ubicación= |isbn=950-518-594-4 |capítulo= |páginas=87 |cita=Por su origen, su operación y su vínculo con la vida sexual, el Eros del filósofo Platón se corresponde totalmente con la fuerza amorosa (Liebeskraft), la libido del psicoanálisis... y cuando el apóstol Pablo, en su famosa epístola a los Corintios, apreciaba el amor por sobre todo lo demás, lo entendía sin duda en ese mismo sentido "ampliado".}}</ref> Si bien los trabajos iniciales de Freud la definieron desde un punto de vista únicamente sexual, sus últimas obras reconsideraron este concepto y lo ampliaron, aplicándolo no sólo a ese ámbito, sino también a la energía productiva y vital de todo ser humano (véase [[Eros]] y [[Tánatos]]).
Usuario anónimo