Diferencia entre revisiones de «Palacio Provincial de Jaén»

El primer edificio que alberga la Institución fue el ''Real Convento de Nuestro Seráfico Padre San Francisco de Asís'' , situado en el mismo lugar en el que se encuentra actualmente, construido en 1246 por Fernando III el Santo como Palacio con capilla y donado en 1354 por el rey [[Pedro I de Castilla]] a los frailes [[franciscanos]]. Con la [[desamortización]], al igual que el resto de los conventos de la ciudad, pasará a manos públicas alojando la Diputación.
 
El Palacio Provincial es la principal obra de la arquitectura civil de la ciudad de Jaén. No era la primera vez que la Diputación ocupaba este solar. De hecho, el primer edificio que alberga la Institución fue el Convento de San Francisco, construido en 1.246 por Fernando III el Santo como Palacio con capilla y donado en 1354 por el rey Pedro el Cruel a los frailes franciscanos. Con la desamortización, al igual que el resto de los conventos de la ciudad, pasará a manos públicas alojando a nuestra Diputación.
Fue el mal estado del edificio obligó a la Diputación Provincial a itinerar por otros enclaves de la capital, siempre con el deseo de retornar a aquel lugar. A mediados de 1867, el convento en ruinas, fue demolido para levantar en el mismo lugar, tras casi treinta años de construcción, el actual Palacio Provincial. El proyecto corrió a cargo de Jorge Porrua y Moreno, premiado en la Exposición Provincial de 1878.
 
Fue el mal estado del edificio el que llevó a la Diputación Provincial a itinerar por otros enclaves de la capital, si bien, permaneció siempre latente el deseo de retornar a aquella Plaza. A mediados de 1867, amenazando ruina, fue demolido el convento para levantar en el mismo lugar, tras casi treinta años de construcción, el actual Palacio Provincial. Fue Jorge Porrua y Moreno el artífice del proyecto que guía la construcción: un edificio de planta tradicional con dos plantas y sótano que giran en torno a un patio interior. Al frente la fachada, pensada como neoclásica pero remozada con el gusto neobarroco del arquitecto Justino Flores de Llamas; en la cara opuesta, la norte, una forma semicircular que semeja a un hemiciclo, espacio simbólico de democracia local.
 
Al entrar al edificio la primera parada es para el patio. Condensa la luz y la traslada a través de los vanos de las galerías llenando de vida las dependencias. Coronado de columnas balaustradas y alfombrado por los jardines, ronda en torno a una fuente de la que emerge la imagen de la virgen. Un conjunto escultórico proveniente del Convento de Dominicos de la Guardia y donado por sus propietarios, para ocupar en principio, el patio del Museo Provincial.
 
En la primera planta se encuentra entre otras las dependencias de la Presidencia y el Salón de Personajes Ilustres en cuyas paredes y como testigos del tiempo se encuentran los retratos de los anteriores Presidentes de la Diputación. El balcón de esta sala sirve de mirador privilegiado desde el que contemplar la Catedral.
 
Ya en la segunda planta se encuentra el Salón de Plenos, corazón de la democracia local en la provincia. El Salón de Plenos o Salón de Sesiones debe su armoniosa decoración al proyecto del arquitecto Justino Flórez Llamas. Su estilo recupera las tendencias históricas manieristas.
 
La visión de entrada a la estancia dibuja en ella tres partes, la central más amplia. La mayor parte de la decoración se concentra en la parte superior de las paredes en las que columnas estriadas dan lugar a entrepaños en los que se colocan grandes medallones con vidrieras sostenidas por niños. La mayor parte de las vidrieras presentan simbología civil relacionada con la provincia, fundamentalmente escudos de diversos municipios. Cierra la decoración el techo dividido en quince cuadrantes moldurados en los que encuentran lugar las tres lámparas de araña que engalanan la sala.
 
La riqueza y grandiosidad de la estancia parece tratar de ponerse a la altura de la función que se le asigna. El Salón da cabida a las reuniones en Pleno de los Diputados, a la cabeza de ellos el Presidente y el resto de los Diputados y Diputadas en forma de hemiciclo. Enfrente se disponen las bancos para los asistentes. Las Sesiones de Pleno de la Diputación están abiertas a todos los ciudadanos y ciudadanas.
 
== Exterior ==
1610

ediciones