Abrir menú principal

Cambios

 
== Consecuencias ==
Los esfuerzos de Gorbachov por dinamizar el sistema comunista acabaron convirtiéndose en incontrolables, parte de una cascada de acontecimientos que concluirían con la propia [[disolución de la Unión Soviética]]. Concebidas como instrumentos para sostener la economía soviética, la perestroika y la glásnost pronto condujeron a ciertas consecuencias involuntarias.
 
===Autoimagen de la URSS===
[[Archivo:Evstafiev-afghan-apc-passes-russian.jpg|thumb|right|250px|Soldados soviéticos retirándose de [[Afganistán]] (1988).]]
La relajación que trajo consigo la glásnost provocó que el [[Partido Comunista de la Unión Soviética|PCUS]] perdiera su dominio absoluto sobre los [[Medios de comunicación del Bloque del Este|medios de comunicación]]. En poco tiempo éstos comenzaron a exponer los graves problemas sociales y económicos que el gobierno soviético había negado largo tiempo, cuando no ocultado. Entre los más llamativos se encontraban los problemas de alojamiento, el alcoholismo, las drogas, la contaminación, las fábricas anticuadas de la era de [[Stalin]] y la corrupción. Todos esos problemas no habían existido en el discurso de los medios oficiales durante décadas. Los medios también expusieron delitos cometidos por el propio Stalin y por el régimen soviético, como los [[gulag]]s, los tratados firmados con [[Adolf Hitler|Hitler]], especialmente el ocultado oficialmente [[:m:s:en:Molotov-Ribbentrop_Pact#Secret_Additional_Protocol|Protocolo Adicional secreto]] del [[Pacto Ribbentrop-Mólotov]], y las [[Gran Purga|Grandes Purgas]]. Además, la [[Guerra de Afganistán (1978-1992)|guerra de Afganistán]] y el mal manejo del desastre de [[Accidente de Chernóbil|Chernóbil]] en 1986 dañaron la credibilidad del gobierno.
 
En total, la visión positiva de la vida en la URSS que habían mostrado los medios oficiales durante décadas estaba siendo rápidamente desmontada. Esto minó la fe del público en el sistema, y erosionó la base social del Partido Comunista, amenazando la identidad y la integridad de la misma Unión.
===La economía===
 
{{VT|Economía de la Unión Soviética#Situación previa al colapso de la URSS|Colapso económico de la Unión Soviética}}
Al calor de las políticas de la glásnost, la insatisfacción pública por las duras condiciones económicas se expresaba más abiertamente. Los avances liberalizadores de la perestroika no produjeron los efectos económicos suficientemente importantes para reactivar la economía del país a finales de los años 1980. Las reformas incluían medidas descentralizadoras, pero quedaban aún intactos la mayor parte de los elementos fundamentales del sistema estalinista, incluyendo el control de precios, la inconvertibilidad del [[rublo]], la exclusión de la administración de la [[propiedad privada]], y el monopolio estatal sobre la mayor parte de los medios de producción.
 
[[Archivo:Astilleros de Gdansk.jpg|thumb|left|350px|El sindicato polaco [[Solidarność]] (''Solidaridad'') simbolizó la oposición a los regímenes comunistas del [[Pacto de Varsovia]]. En la foto, una pancarta celebra el aniversario de las revueltas en los astilleros de [[Gdansk]].]]
 
Las fricciones entre las naciones integrantes del [[Pacto de Varsovia]] y su inestabilidad se intensificaron, dejando a la Unión Soviética sin su "barrera natural", sus países satélites de ladel [[EuropaBloque del Este]], como protección. En 1989 Moscú ya había rechazado la [[Doctrina Brézhnev]], posicionándose en contra de la intervención en los asuntos internos de sus aliados del Pacto (lo que se denominó en su momento [[Doctrina Sinatra]]), que acabaría con la caída de los regímenes comunistas de la zona.
 
Con su inmensa carga simbólica, en noviembre de 1989 cayó el [[muro de Berlín]], lo que acabaría dando lugar a la [[reunificación alemana]]. Ascendieron al poder disidentes tan significados como el antiguo líder del sindicato "[[Solidarność|Solidaridad]]" [[Lech Walesa]] en [[Polonia]] ([[9 de diciembre]] de [[1990]]), o [[Václav Havel]] en [[Checoslovaquia]] ([[29 de diciembre]] de [[1989]]). Gradualmente, todas aquellas naciones vieron caer a sus gobiernos comunistas, ya fuese a través de elecciones populares o, como en el caso de [[Rumanía]], por una sublevación popular, secundada por las Fuerzas Armadas el [[17 de diciembre]] de [[1989]]. El último presidente comunista rumano, [[Nicolae Ceaucescu]] fue fusilado junto con su esposa el día 24 de ese mismo mes.
===En el interior: el inicio de la disolución política===
 
La Unión Soviética, especialmente las nacionalidades[[repúblicas de la Unión Soviética]] presentes en su seno, también comenzó a experimentar agitaciones en ese sentido. En las elecciones a las asambleas regionales de las repúblicas soviéticas, los nacionalistas y los reformadores radicales consiguieron amplias victorias. Con el sistema de represión política interna debilitado por Gorbachov, la capacidad de Moscú para imponer su voluntad a las repúblicas se había reducido drásticamente. Las repúblicas constituyentes comenzaban a afirmar su [[soberanía]] nacional ante Moscú, iniciándose una "guerra de leyes" con el gobierno central por el que aquéllas fueron rechazando la legislación unitaria en las materias en que entrara en conflicto con normas locales, afirmando su control sobre sus propias economías y rechazando revertir sus ingresos fiscales a Moscú.
 
====Las Repúblicas Bálticas====
El 17 de marzo de 1991, en un [[Referéndum de la Unión Soviética de 1991|referéndum]] celebrado en toda la Unión, un 78 % de los participantes votó a favor de la permanencia de la Unión Soviética, pronunciándose también a favor de la reforma de la misma. Los [[Países bálticos|países del Báltico]] (Estonia, Letonia y Lituania), [[República Socialista Soviética de Armenia|Armenia]], [[República Socialista Soviética de Georgia|Georgia]] y [[República Socialista Soviética de Moldavia|Moldavia]] boicotearon la convocatoria. En cada una de las otras nueve repúblicas, la mayoría de los votantes apoyó que se mantuviera la Unión Soviética. Tras darse a conocer los resultados, Armenia decidió reincorporarse a la discusión acerca de la Unión.
 
El 12 de junio de 1991, [[Borís Yeltsin]] obtuvo el 57% del voto en las primeras [[Elecciones presidenciales de Rusia de 1991|elecciones democráticas para la presidencia de la [[RSFSRRSFS de Rusia]], derrotando al candidato de Gorbachov, [[NikolaiNikolái Ryzhkov]] (que sólo sumó un 16%). En su campaña electoral, Yeltsin criticó la “dictadura del centro", pero no prometió explícitamente la introducción de una [[economía de mercado]]. En cambio, sostuvo que evitaría a toda costa el aumento de los precios. Yeltsin tomó posesión del cargo el 10 de julio.
 
==El Golpe de agosto de 1991==
Usuario anónimo