Diferencia entre revisiones de «Pinturas negras»

8 bytes añadidos ,  hace 4 años
(Añadir texto)
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil
 
== Las ''Pinturas negras'' en su contexto original ==
Goya adquiere esta finca a orillas del [[río Manzanares]], cerca del [[puente de Segovia]], y con vistas hacia la [[pradera de San Isidro]], en febrero de 1819. Se especula que era para poder vivir allí con [[Leocadia Zorrilla|Leocadia Weiss]], a salvo de rumores, pues estaba casada con Isidoro Weiss. Era la mujer con la que tenía una relación y posiblemente una hija pequeña, [[Rosario Weiss Zorrilla|Rosario]], de los dos niños que tenían a su cargo. Como en noviembre de ese año Goya sufre una grave enfermedad (tifus) —de la que ''[[Goya atendido por el doctor Arrieta]]'' (1820) es estremecedor testimonio—, el artista pudo haber comenzado la decoración de los muros de su casa entre febrero y noviembre de 1819. Lo cierto es que las ''Pinturas negras'' fueron pintadas sobre imágenes campestres de pequeñas figuras, cuyos paisajes aprovechó en alguna ocasión, como en el ''[[Duelo a garrotazos]]''.
[[Archivo:Cabezas en un paisaje.jpg|thumb|left|150px|''Cabezas en un paisaje'' es, con probabilidad, la «decimoquinta» pintura negra, perdida posteriormente, que se conserva en la colección [[Stanley Moss]] de [[Nueva York]].]]
Si estas pinturas de tono alegre fueron también obra del aragonés, podría pensarse que la crisis de la enfermedad unida quizá a los turbulentos sucesos del [[Trienio Liberal]], llevara a Goya a repintar estas imágenes.<ref>Valeriano Bozal (2005), vol. 2, págs. 248-249.</ref> Bozal se inclina a pensar que efectivamente los cuadros preexistentes eran de Goya, debido a que solo así se entiende que reutilizara alguno de sus materiales; sin embargo, [[Nigel Glendinning|Glendinning]] asume que las pinturas «ya adornaban las paredes de la Quinta del Sordo cuando la compró».<ref name="G1993116">Glendinning (1993), pág. 116.</ref> En todo caso, la realización de las pinturas de la quinta podría datar de 1820. La fecha de finalización de la obra no puede ir más allá de 1823, año en que Goya marcha a Burdeos y cede la finca a su nieto Mariano,<ref>Arnaiz (1996), pág. 19.</ref> probablemente temiendo represalias contra su persona tras la caída de [[Rafael Riego|Riego]]. En 1830 Mariano de Goya transfiere la finca a su padre, Javier de Goya.
Usuario anónimo