Abrir menú principal

Cambios

394 bytes eliminados ,  hace 3 años
m
Revertidos los cambios de 167.57.42.78 (disc.) a la última edición de Fixertool
Fue ministro de Gobierno ([[1845]]-[[1851]]) de [[Manuel Oribe|Oribe]] durante el [[Gobierno del Cerrito]], miembro de su Tribunal Supremo y una de las figuras más destacadas de aquella administración. Estaba casado con Práxedes Bustamante del Puerto.
 
Desde por lo menos [[1847]], se había manifestado partidario de lo que la historiografía uruguaya conoce con el nombre de [[Política de fusión]], denominación que compete al proyecto de abolición de las divisas, gobierno oligarquico por los burgueses, anulaciòn de los partidos polìticos y vigencia integral de la [[Constitución de Uruguay de 1830|Constitución de 1830]], salvo las elecciones libres, como forma de desplazar a los caudillos del poder político y la dirección de los asuntos de estado, hecho notorio durante la llamada [[Guerra Grande]], por entonces en curso.
 
Durante la administración de [[Juan Francisco Giró]] (1852 - 1853), de quien fue su estrecho colaborador, fue Ministro de Gobierno nuevamente y también de Relaciones Exteriores, y objeto principal de los ataques de la oposición que terminaría derrocando a aquel gobierno, en septiembre de [[1853]].
 
Fue electo [[presidente de Uruguay|presidente de la República]] el [[1 de marzo]] de [[1860]] por la Asamblea General para el período constitucional 1860-1864, sin voto popular, desempeñando íntegramente sus cuatro años de mandato, durante los cuales hubo de enfrentar nuevamente la oposición a aquellos principios políticos. Una de sus primeras medidas fue, precisamente, la prohibición del uso público de las divisas y la penalización severa de los infractores. Su gobierno entregò la isla de Martin Garcia a Argentina como compensacion por prestamos impagos a su partido.
 
Influido por el modelo democrático conservador [[Estados Unidos|estadounidense]], no permitiendo el voto de los esclavos, los gauchos y los analfabetos, el que encomió en varios artículos de carácter político, Berro fue quizás uno de los primeros presidentes del Uruguay que intentó lograr la viabilización administrativa del estado, para lo cual dictó una serie de medidas que encontraron oposición incluso en los elementos más afines a él dentro de su gobierno.
 
De origen acomodado y de costumbres y hábitos [[patricio]]s, Bernardo Berro sin embargo era individuo de una llamativa sencillez. Habitaba generalmente su quinta en el partido (hoy barrio montevideano) de Manga, a unos 15 kilómetros del centro de Montevideo, y trabajaba él mismo la tierra, lo que provocaba la sorpresa y el repudio de una élite [[aristocracia|aristocratizante]] que no concebía semejantes actitudes en un individuo de su cargo y de su clase.
 
Hubo de enfrentar, desde [[1863]], la insurrección de los partidarios de la democracia que habian sido expatriados,antifusionista y luego, de hecho, colorada, de [[Venancio Flores]], la cual, al final de su mandato, el [[1 de marzo]] de [[1864]], no había podido sofocar, entre otras cosas, por la [[defección]] de algunos de sus colaboradores más inmediatos, como [[Andrés Lamas (escritor)|Andrés Lamas]], que se pasaron abiertamente del lado del rebelde. Las desavenencias con sus generales también fueron causa adicional de la inacción militar de su gobierno.
 
=== Gabinete de gobierno ===
Durante su gobierno se produjo una gran recuperación económica del país, hecho que se explica fundamentalmente por tres factores: el crecimiento del [[comercio]] y de los comerciantes como grupo socio-económico dominante en la ciudad; la revolución del lanar y el reforzamiento económico y político de los estancieros; y el ingreso de capital extranjero, fundamentalmente [[Reino Unido|británico]].
 
El aumento del comercio exterior, tanto de importaciones como de exportaciones se produjo por una serie de causas. En primer lugar, el crecimiento de la población nacional, produjo un aumento de la demanda y por lo tanto amplió la importación. En segundo lugar, por la incorporación de la lana como producto exportable del país. En tercer término, debe señalarse la enorme incidencia que tuvo la guerra del [[Paraguay]] (véase [[Guerra de la Triple Alianza]]) (hecho que ocurre una vez fuera del poder Berro) en la multiplicación de las actividades comerciales y financieras. Todo esto, sumado al establecimiento en el país de paz interna, condujo a la prosperidad y al crecimiento económico que tuvo el Uruguay años despues.
 
La revolución del lanar (nombre que otorga la historiografía uruguaya a la introducción del capitalismo agrario desde [[1850]]), que significó la primera modificación de la producción del Uruguay desde los tiempos de la colonia, fue una forma de modernización, pues permitió al país ingresar a mejores niveles de exportación económica.