Diferencia entre revisiones de «Fanatismo religioso»

417 bytes eliminados ,  hace 3 años
cambio en la forma de redaccion
(Se cambia "seres imaginarios" por "seres sobrenaturales" ya que se considera un concepto despectivo hacia personas con este tipo de creencias, pero se conserva la imparcialidad del artículo dejando la nueva modificación entre comillas.)
(cambio en la forma de redaccion)
En la actualidad algunos actos fanáticos se han podido ver bajo acciones de grupos de la religión islámica, como los [[Atentados del 11 de septiembre de 2001]], cometiendo daños hacia otros ciudadanos que difieren de sus creencias.
 
Generalmente se clasifica al fanático como una persona [[Ignorancia|ignorante]] e [[Ingenuidad|ingenua]], con un razonamiento apenas suficiente para justificar y defender sus creencias mediante la agresión o juzgando [[Ingenuidad|a loscapa demásy como [[herejeespada.]]s.
 
Psicológicamente el fanático presenta cuadros de monomanías y comportamientos obsesivos sin lugar a discusión amparándose en la veracidad inquebrantable de una sola verdad , los comportamientos repetitivos se convierten en su forma de vida ; alabanzas , horarios de asistencias a congregación para repetir los mismos comportamientos dejando de lado la singularidad humana (“cada persona es como es”) , este comportamiento obsesivo llega a cambiar sus vidas y a reemplazar apegos antiguos con nuevos (apegos religiosos) haciendo más complicado el tratamiento clínico – terapéutico por su renuencia a aceptar nuevos caminos que le conduzcan a otra realidad lejos de todo apego a congregaciones y seres "sobrenaturales".
 
El fanático no acepta consejos ni modificaciones lo cual hace extremadamente difícil su evolución, aprendizaje y cambio de mentalidad. Esta mentalidad puede además haber sido reflejo de un núcleo social en el que se ha exaltado el deseo de suprimir a los que se oponen a sus creencias y modo de ver la vida.
 
Estos mayormente van más allá de lo debido, es el modo desproporcionado de entender y defender una causa el cuál les lleva a un sentido de llevar a cabo una misión, los cuales son capaces de recurrir a todos los medios con tal de triunfar. Estos contienen una conciencia desmedida de su propia grandeza: el fanático se identifica con la causa que defiende, estos se alimentan del celo inquisitorial y actúa como fiscal o juez de la verdad.
El fanático no acepta consejos ni modificaciones lo cual hace extremadamente difícil su evolución y cambio de mentalidad. Esta mentalidad puede además haber sido reflejo de un núcleo social en el que se ha exaltado el deseo de suprimir a los que se oponen a sus creencias y modo de ver la vida.
 
El fanatismo religioso concretamente es la incapacidad para admitir el mundo en su diversidad y principalmente adaptándose a el, para aprender de los otros, generando una sociedad anclada en un tiempo y una forma fija de ver las cosas.
Estos mayormente van más allá de lo debido, es el modo desproporcionado de entender y defender una causa el cuál les lleva a un sentido de llevar a cabo una misión, los cuales son capaces de recurrir a todos los medios con tal de triunfar. Estos contienen una conciencia desmedida de su propia grandeza: el fanático se identifica con la causa que defiende, estos se alimentan del celo inquisitorial y actúa como fiscal o juez de la verdad.
 
El fanatismo religioso concretamente es la incapacidad para admitir el mundo en su diversidad y para aprender de los otros, generando una sociedad anclada en un tiempo y una forma fija de ver las cosas.
 
Se opone al movimiento que conduce a la realidad y por tanto no se puede ver cambios en ella, lo que no da posibilidad para el desarrollo de la vida y el descubrimiento de nuevas ideas.
3

ediciones