Diferencia entre revisiones de «Batalla de Salta»

14 bytes añadidos ,  hace 3 años
Corrijo nombre del libro; deshago vandalismo; "fuego granado" no es un error, es una forma relativamente usual del mismo concepto
Etiqueta: posible pruebas
(Corrijo nombre del libro; deshago vandalismo; "fuego granado" no es un error, es una forma relativamente usual del mismo concepto)
La herida de bala que al inicio de la batalla recibiera Eustoquio Díaz Vélez, segundo jefe de las fuerzas y jefe del ala derecha, mientras recorría la vanguardia de la formación, no fue obstáculo para que volviera al campo. El primer choque fue favorable a los defensores, ya que la caballería del flanco izquierdo encontraba dificultad para alcanzar a los tiradores enemigos por lo empinado del terreno.
 
Poco antes de mediodía, Belgrano ordenó el ataque de la reserva comandada por Dorrego sobre esas posiciones, mientras la artillería lanzaba fuego graneadogranado sobre el flanco contrario. Al frente de la caballería, condujo él mismo una avanzada sobre el cerco que rodeaba la ciudad. La táctica fue exitosa; columnas de infantes al mando de Carlos Forest, [[Francisco Pico (militar)|Francisco Pico]] y José Superí rompieron la línea enemiga y avanzaron sobre las calles salteñas, cerrando la retirada al centro y ala opuesta de los realistas. El retroceso de los realistas se vio dificultado por el mismo corral que habían erigido como fortificación; finalmente, se congregaron en la [[Plaza Mayor]] de la ciudad, donde Tristán decidió finalmente rendirse, mandando tocar las campanas de la Iglesia de [[Virgen de las Mercedes|La Merced]].
 
== Capitulación de las fuerzas realistas ==
 
== Los juramentados de Salta ==
Los prisioneros realistas, entre ellos el mismo Tristán, fueron puestos en libertad luego de jurar que no volverían a tomar las armas contra la revolución americana, sin embargo el [[arzobispo]] de [[Charcas]] ([[Benito María Moxó y Francolí|Moxó]]) y el [[obispo]] de [[La Paz]] ([[Remigio de La Santa y Ortega|La Santa]]) los eximieron de su juramento declarando que Dios no consideraba válidos los tratados hechos con los insurgentes a quienes se consideraba [[herejes]].<ref>Diego Barros Arana, "Compendio de historia de América", Volumen 2, pág. 276</ref> Con los oficiales y soldados que quisieron volver al servicio el mariscal Pezuela formó un batallón de infantería y un escuadrón de dragones llamados ambos ''"Partidarios"'' y que se distinguieron posteriormente en las batallas de [[batalla de Vilcapugio|Vilcapugio]] y [[batalla de Ayohúma|Ayohúma]].<ref>Julio Luqui-Lagleyze, "Por el Rey, la Fe y la Patria. El ejército realista del Perú en la independencia de Sudaméricasudamericana 1810-1825", págs. 142 y 158</ref>
 
== La cruz ==
Los cuatro bajorrelieves y la estatua de ''la victoria'' fueron fundición del Arsenal de la Nación.<ref>La Batalla de Salta. 20 de febrero de 1813. Roberto Enrique Díaz. 2006.</ref>
 
== Referencias ==
 
{{Listaref}}