Diferencia entre revisiones de «Nueva economía keynesiana»

m
sin resumen de edición
m
{{No confundir| neokeynesianismo}}
La '''Nueva economía keynesiana ''' o '''Nuevo keynesianismo''' es una escuela de pensamiento económico que busca proveer fundacionesfundamentos [[microeconomía|microeconómicasmicroeconómicos]] a la [[economía keynesiana]]. Se desarrolló como respuestas a las críticas a la [[macroeconomía]] keynesiana realizada por los seguidores de la llamada [[Nueva economía clásica|Nueva Macroeconomía Clásica]].<ref> Para una breve historia de estos desarrollos, ver Wolassa L. Kumo (2009): [http://archive.is/20120630003359/www.americanchronicle.com/articles/view/92595 The Global Economic Crisis and the Resurgence of Keynesian Economics] </ref>
 
De acuerdo con [[David Colander]], para el nuevo keynesianismo la preocupación [[economía neoclásica|neoclásica]] y [[neokeynesianismo|neokeynesiana]] con flexibilidad de precios y salarios es irrelevante. En su lugar, se concentra en fallas de coordinación institucional o sistemática, macroexternalidades<ref> Se llama “macro-externalidades” a los efectos secundarios de decisiones agregadas, por ejemplo, las de ahorro y consumo agregado </ref>e interdependencia de los factores y elementos económicos, lo que lleva al reconocimiento de múltiples puntos de [[equilibrio económico]], todo lo cual cambia la naturaleza del debate macroeconómico.<ref> David Colander (1998) [http://community.middlebury.edu/~colander/articles/New%20Keynesian%20Ec%20in%20Persp.pdf New Keynesian Economics in Perspective] </ref>
En lo referente a la '''brecha en la producción''' (production gap) las concepciones tradicionales de las política monetarias postulaban una relación inversa entre estabilizar inflación y lograr el nivel de producción necesaria para satisfacer las demandas del bienestar de la población (ver, por ejemplo, [[Curva de Phillips]]). Esa relación inversa da origen a una "brecha" entre la producción necesaria para ese bienestar y la conveniente para estabilizar la inflación a un nivel dado.
 
Las concepción Nuevo keynesiana no acepta esa percepción. Desde esta perspectiva, estabilizar la inflación es equivalente a estabilizar o eliminar la brecha. Esto debido a que una de las propiedades de los modelos nuevo keynesianos - la llamada [[coincidencia divina]]<ref>{{cita publicación |apellido=Blanchard |nombre=Olivier |enlaceautor= |coautores=Galí, Jordi |año=2007 |mes= |título=Real wage rigidities and the New Keynesian model |publicación=Journal of Money, Credit, and Banking |volumen=39 |número=1 |páginas=35–65 |id= |url= |fechaaceso= |quote= }}</ref> - se debe a que en esos modelos no hay imperfecciones reales que no sean triviales.<ref> Olivier &nbsp;Blanchard &nbsp;and &nbsp;Jordi &nbsp;Galí  &nbsp;&nbsp; [http://www.bos.frb.org/economic/wp/wp2005/wp0514.pdf Real &nbsp;Wage &nbsp;Rigidities &nbsp;and &nbsp;the &nbsp;New &nbsp;Keynesian &nbsp;Model] </ref>
 
Consecuentemente modelos nuevo keynesianos simples sugieren que basta con controlar la inflación, dado que eso lleva a establecer niveles óptimos de producción y empleo.<ref> Por ejemplo: Richard Clarida, Jordi Gali, Mark Gertler (1999): [http://www.nber.org/papers/w7147 The Science of Monetary Policy: A New Keynesian Perspective] </ref> Sin embargo Blanchard y Gali han también demostrado que modelos con más de una imperfección de mercado -por ejemplo, mercados en los cuales haya no solo rigideces en los precios, pero también fricciones en los ajustes de empleo- la coincidencia divina no tiene validez sino que hay una relación de alternativas, por ejemplo, entre estabilizar precios y estabilizar desempleo.<ref name=blanchardgali_nkunemp/>
1127

ediciones