Abrir menú principal

Cambios

No hay cambio en el tamaño, hace 2 años
En el año 1321 la reina María de Molina enfermó de gravedad y dispuso su alojamiento en el desaparecido [[convento de San Francisco (Valladolid)|convento de San Francisco de Valladolid]], ya que el Palacio Real de Valladolid se encontraba en obras. Su nieto Alfonso XI contaba con diez años de edad, y la reina convocó a los caballeros del concejo de Valladolid y les encomendó a su nieto a fin de que velasen por él, le cuidasen y le protegiesen. Asimismo, la reina les encomendó a su nieta [[Leonor de Castilla (1307-1359)|Leonor de Castilla]], hermana de Alfonso XI y futura esposa de [[Alfonso IV de Aragón]].
 
[[Archivo:Valladolid Huelgas Reales sepulcro Maria Molina lou.jpg|thumb|240px|right|[[Sepulcro de María de Molina|Sepulcro de la reina María de Molina]]. [[Monasterio de las Huelgas Reales (Valladolid)|Monasterio de las Huelgas Reales]] de [[Valladolid]].]]
El día 29 de junio de 1321, Pedro Sánchez, escribano de Valladolid, escribió el testamento que la reina le dictaba, en el que ordenaba ser enterrada en el [[Monasterio de las Huelgas Reales (Valladolid)|monasterio de las Huelgas Reales]] de Valladolid]],{{Harvnp|Arco y Garay|1954|p=275}} y detallaba numerosos legados piadosos. Dispuso el pago de sus deudas y distribuyó numerosas rentas, legados y propiedades. Entre los testigos presentes que rubricaron el testamento se hallaban Nuño Pérez de Monroy, el mayordomo Sánchez de Velasco, escribanos, vecinos de Valladolid y varios criados de la reina. Los caballeros de la villa se hicieron cargo del rey y se organizó el entierro, que presidió el cardenal legado de Santa Sabina.
 
María de Molina falleció el día 1 de julio, dos días después de haber otorgado su testamento. El [[Sepulcro de María de Molina|sepulcro de la reina María de Molina]] se encuentra en el monasterio de las Huelgas Reales de Valladolid.
48 298

ediciones