Diferencia entre revisiones de «Guía de los Perplejos»

sin resumen de edición
}}</ref>
 
Por supuesto, las enseñanzas en los escritos de Maimónides son diferentes a las que comunicaba oralmente, lo que debe haber influido en la introducción no tan de carácter filosófico de la obra. Por mucho que Maimónides haya querido escribir un tratado filosófico para una audiencia selecta y sofisticada, supo, una vez que lo terminó, que podía ser leída por cualquiera. Él también era consciente de que muchos de sus colegas rabinos, a los que él abiertamente ridiculizaba en la ''Guía'' por su falta de entrenamiento filosófico, leerían el libro, listos para caer sobre su autor debido a la primera expresión sobre una creencia no ortodoxa. Maimónides era un miembro importante en su comunidad, y él deseaba mantener su posición en ésta y dentro del mundo rabínico,; por lo tanto, eligió comenzar a escribir su obra en un estilo que era común a los tratados de interpretación bíblica de la época, lleno de su propia hermenéutica no filosófica. Sin embargo, fue incluyendo aspectos y bases filosóficas a medida que fue escribiéndola.<ref name=SIM/>
 
En el plano [[Ética|ético]], la ''Guía de los Perplejos'' se basa en el ideal del sabio y del profeta: aquél que se dedica al saber especulativo y procura acordarlo con la fe,; éste añade al conocimiento racional el saber superior de la profecía, recibido por la gracia, así como la facultad de convertirse en legislador moral del hombre y de la sociedad. El filósofo [[Moses Mendelssohn]], que era jorobado, acostumbraba decir: "la ''Guía de los Perplejos'' encorvó mis espaldas y rectificó mi alma." Juzgando por la propia ''Guía'' así como también por una carta de Maimónides a Samuel ibn Tibbon, quien tradujo su obra al [[Idioma hebreo|hebreo]], las principales enseñanzas filosóficas a las que Maimónides se dedicó están esencialmente en relación con la [[lógica]] [[Aristóteles|Aristotélicaaristotélica]], [[física]] y [[metafísica]].<ref name=DIM>{{cita publicación |apellidos=Kreisel |nombre=Howard |año=1994 |título=Dei in Maimonides' "Guide of the Perplexed" |publicación=Cambridge University Press |volumen=19 |número=2 |páginas=169-211 |url=http://www.jstor.org/stable/1486622 |fechaacceso=10 de mayo de 2012}}</ref>
 
Aunque Maimónides introdujo intencionadamente inconsistencias en su tratado debido a la sensibilidad religiosa sobre el tema en cuestión o por razones pedagógicas, como sus observaciones introductorias en la ''Guía'' indican, no todas las inconsistencias en este enfoque, excepto evidentes y directas contradicciones, debieran ser explicadas de esta manera. Es importante tener en mente que la ''Guía'' no fue escrita para ser un trabajo filosófico dedicado a una exposición de física y metafísica, ni para naturalizar el alma humana, y tampoco está diseñada para servir como un sustituto de tales trabajos. Maimónides repetidamente recuerda a sus lectores sobre la extensa literatura filosófica acerca de estos temas, lo que trata como lectura obligatoria para los que están dispuestos y se esfuerzan por alcanzar la perfección. Más bien, la ''Guía'' es un trabajo teológico interpretativo dedicado a la solución de los dilemas que surgen de una completa y amplia comparación entre la tradición judía y la filosofía Aristotélicaaristotélica Islámicaislámica. Maimónides en ningún momento presenta su propia visión del mundo completamente, y es al menos cuestionable si alguna vez buscó desarrollar su propia filosofía de una manera sistemática.<ref name=SIM/>
 
Maimónides ciertamente acepta el enfoque Aristotélicoaristotélico del entendimiento de la existencia en la mayoría de sus bases y fundamentos, una aceptación ya identificable en sus primeros escritos. El médico vacila, sin embargo, entre diferentes filósofos individuales en formular sus enfoques a temas particulares, no siempre eligiendo o decidiendo una visión específica. En algunos temas parece mediar entre el enfoque de ciertos filósofos y las visiones tradicionales judías (como por ejemplo sobre el rol preciso de Dios en milagros específicos). Maimónides no logra abordar estos problemas explícitamente tal vez por razones de esoterismo, o tal vez porque él mismo no las había respondido completa o satisfactoriamente según su opinión. Aunque parezca que Maimónides rechazaba directamente las visiones de los filósofos, especialmente la visión de un universo primordial, su presentación no es inequívoca, lo que sugiere que debe haber adoptado una doctrina esotérica. Incluso aquí puede verse el caso de que Maimónides nunca llegó a una conclusión final a pesar de su comprensión de la teología y la filosofía al respecto.<ref name=MGK>{{cita publicación |apellidos=Idel |nombre=Moshe |año=2004 |título=Maimonides' "Guide of the Perplexed" and the Kabbalah |publicación=Jewish History |volumen=18 |número=2/3 |páginas=197-226 |url=http://www.jstor.org/stable/20100935 .|fechaacceso=10 de mayo de 2012}}</ref>
 
La confusión con la que Maimónides parte la ''Guía'' no es, sin embargo, solamente entre ciencia y fe, o filosofía y teología, sino que es también entre ciencia y ciencia, y entre fe y fe. Maimónides comienza ya habiendo elegido sus modelos religiosos y científicos, pero luego procede a analizar sus elecciones, incluso usándolas de argumento entre ellas. Maimónides, por lo tanto, se ve envuelto en un argumento hermenéutico interno, el que trata de proteger del lector detrás de una serie de elaboradas contradicciones.
 
=== Primer objetivo ===
Usuario anónimo