Abrir menú principal

Cambios

21 bytes añadidos ,  hace 2 años
m
Bot: 8 - Estandarizaciones y otras mejoras automatizadas
El incidente más antiguo documentado de la intención de usar armas biológicas está registrado en textos hititas del 1500-1200 a.C., en el que víctimas de peste fueron conducidas hacia tierras enemigas. Aunque los asirios sabían del cornezuelo, un hongo parásito del centeno que produce ergotismo cuando se ingiere, no hay evidencia de que envenenaran fuentes enemigas con este hongo, como se ha afirmado.
 
De acuerdo con los poemas épicos de Homero sobre la legendaria Guerra de Troya, la Iliada y la Odisea, lanzas y flechas eran untadas con veneno. Durante la Primera Guerra Sagrada en Grecia, cerca al 590 a.C., Atenas y la Liga Anfictiónica envenenaron el suministro de agua del asediado pueblo de Crisa (cerca de Delfos) con la planta tóxica eléboro. El comandante romano Manio Aquilio envenenó los pozos de ciudades enemigas asediadas cerca al 130  a. C.
 
Durante el siglo IV a.C. los arqueros escitas untaban las puntas de sus flechas con veneno de serpiente, sangre humana y heces de animales para causar heridas que se infectaban. Hay otros varios ejemplos del uso de toxinas de plantas, venenos y otras sustancias tóxicas para crear armas biológicas en la antigüedad.
El último incidente de usar cadáveres con peste como arma biológica ocurrió en 1710, cuando fuerzas rusas atacaron a los suecos arrojando cadáveres infectados con peste sobre las paredes de la ciudad de Reval (Tallin). Sin embargo, durante el asalto de 1785 de La Calle, fuerzas tunecinas lanzaron ropa contagiada en la ciudad.
 
Aunque no usado para la guerra, en tiempos antiguos (cerca al 1  d. C.) una forma de ejecución o tortura era atando un cadáver a una persona viva. La persona que cargaba el cadáver se volvía un rechazo social y moría de enfermedades en cerca de una semana.
 
==Tiempos modernos==
Después de la Guerra del Golfo de 1991, Irak admitió al equipo de inspección de las Naciones Unidas haber producido 19000L de toxina botulinum concentrada, del cual aproximadamente 10000L se cargaron en armas militares; los 19000L nunca fueron totalmente mencionados. Esto es aproximadamente 3 veces la cantidad necesaria para matar la entera actual población humana por inhalación, aunque en la práctica sería imposible distribuirlo tan eficientemente, y, a menos que se protegiera con oxígeno, se deterioraría en el almacenaje.
 
El 18 de septiembre delde 2001 y por unos pocos días después varias cartas fueron recibidas por miembros del Congreso de los EE.UU. y de los miembros de comunicación que contenían esporas de carbunco: el ataque mató a cinco personas. La identidad del perpetrador permaneció desconocida hasta el 2008, cuando se nombró un primer sospechoso.
 
== Véase también ==
699 151

ediciones