Abrir menú principal

Cambios

En 1914 es promovido a ordinario de la [[diócesis de Tuy]], siendo ordenado obispo el 8 de noviembre de ese mismo año por el cardenal [[José María Martín de Herrera y de la Iglesia|Martín Herrera]], arzobispo de [[Archidiócesis de Santiago de Compostela|Santiago de Compostela]]. A partir de entonces sigue una carrera vertiginosa, pues el 22 de marzo de [[1917]] es nombrado séptimo obispo de [[Vitoria]], sucediendo a [[Prudencio Melo y Alcalde]], que acababa de ser nombrado [[archidiócesis de Madrid|obispo de Madrid-Alcalá]].
 
Ese mismo año publica su obra ''[[El primer origen de la vida según el Hexámeron y según la ciencia]]''. Desde Vitoria da el salto definitivo a la capital de España, el 14 de diciembre de [[1922]], sucediendo nuevamente al obispo Melo, nombrado arzobispo de [[Valencia]]. El 26 de junio de [[1923]] toma posesión como obispo de Madrid-Alcalá, también el séptimo de los mismos. En este cargo se mantuvo durante cuarenta años, siendo el suyo el [[pontificado]] más largo que ha tenido un obispo español contemporáneo. Desde allí fue testigo privilegiado de los convulsos años de la dictadura de [[Miguel Primo de Rivera|Primo de Rivera]], la [[II República Española|II República]], la [[Guerra Civil Española|Guerra Civil]], y la consolidación del régimen fraquistafranquista en el poder.
 
Paralelamente a su carrera eclesiástica se desarrolla su vida cultural y de escritor: obras suyas son ''[[Santo Tomás y la mística]]'', ''[[El concepto de la materia universal en los textos medievale]]s'' (1940), ''Esbozo apologético de la poesía clásica eucarística española'', y ''Directrices sociales'' (1948), consolidándose así como uno de los intelectuales más destacados de la cultura del momento. De hecho ya hacía años que había ingresado en la [[Real Academia Española]], concretamente en 1927, siendo su discurso inaugural ''La oratoria sagrada en España'', y ocupando el asiento "U mayúscula" hasta su muerte. Durante la II República ingresó también, el 10 de enero de 1932, en la [[Real Academia de Ciencias Morales y Políticas|Academia de Ciencias Morales y Políticas]] (medalla n.º 6); su discurso inaugural, el 9 de junio de 1935, había versado sobre ''La persona jurídica. Su concepto filosófico y derechos fundamentales que debe respetar en ella el Estado''. También fue miembro correspondiente de la [[Real Academia Galega]].
Eijo Garay tuvo un papel de especial importancia en la vida del [[Opus Dei]] y de su fundador, [[Josemaría Escrivá de Balaguer]]. El fundador del Opus Dei había llegado a la [[Archidiócesis de Madrid-Alcalá|diócesis de Madrid-Alcalá]] en 1927, para cursar el doctorado. Desde su llegada a la capital, Escrivá fue poniendo al obispado al corriente de su trabajo sacerdotal y de los primeros pasos del Opus Dei: primero a través del Vicario don Juan Francisco Morán y, desde 1935, por medio de los obispos [[Marcelino Olaechea]] y [[Cruz Laplana y Laguna]]. Cuando llegó a [[Burgos]], se puso en contacto con Eijo por medio de la correspondencia, para informarle de su situación y pedirle consejo sobre algunos asuntos de su tarea pastoral. Acabada la Guerra civil, pudieron encontrarse por fin, y hablar directamente sobre el Opus Dei y sus proyectos de expansión. Esta primera entrevista fue el 2 de septiembre de 1939.
 
Ante las incomprensionescriticas que el Opus Dei recibió de algunos [[jesuitas]], en Madrid y en otras ciudades españolas, como Barcelona o Valencia, el obispo de Madrid-Alcalá siempre salió en su defensa. De hecho, el 19 de marzo de 1941 fechó la primera aprobación jurídica que recibió el Opus Dei, como Pía Unión, y a partir de junio del mismo año mantuvo una interesante correspondencia con el abad coadjutor de [[Montserrat]], [[Aurelio María Escarré]], explicando la naturaleza del Opus Dei y el origen de las maledicencias. Como muestra de su afecto por el Opus Dei, Eijo ordenó a los tres primeros sacerdotes de la Obra, el 25 de junio de 1944: eran [[Álvaro del Portillo]] -primer sucesor en 1975 de Escrivá-, [[José María Hernández Garnica]], y José Luis Múzquiz, así como a otras promociones sacerdotales del esta institución, en la década de los años 60.
 
El 21 de julio de [[1946]] el papa [[Pío XII]] le nombra [[Patriarcado de las Indias Occidentales|Patriarca de las Indias Occidentales]], sede meramente titular, pero que da prestigio al obispo de la capital de España en pleno auge de un régimen que se dedicaba a renovar la idea de Imperio Español. Fue durante este tiempo cuando más pudo destacar su gran altura intelectual. Muere el [[31 de agosto]] de [[1963]]. Desde entonces el patriarcado de las Indias Occidentales ha permanecido vacante, hasta la fecha, aunque sin que haya sido nunca formalmente suprimido.
En 1948 recibió la [[medalla de Oro de la ciudad de Madrid]], título que le fue retirado en 2016 en virtud de la [[ley de la memoria histórica 52/2007]]<ref>[http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/12/09/madrid/1481303786_436243.html La caída en desgracia del obispo Eijo Garay]</ref>
 
Eijo y Garay fue además el último obispo de Madrid. Al año siguiente de su fallecimiento, el 24 de marzo de [[1964]], la diócesis de Madrid-Alcalá fue desgajada de la provincia eclesiástica de [[Toledo]] y elevada al rango de [[archidiócesis]] inmediatamente sujeta a [[Roma]], es decir, sin diócesis sufragáneas y sin constituir provincia eclesiástica.
 
==Política==
Usuario anónimo