Abrir menú principal

Cambios

No hay cambio en el tamaño, hace 2 años
El articulo tenia un pinto de vista demasiado decantado a una simple teoría no del todo aceptada, he añadido un punto de visión mas amplio al respecto.
Las ciencias cognitivas y la moderna neurociencia niegan que este modelo tenga validez empírica. En particular, los psiquiatras [[Allan Hobson]] y [[Robert McCarley]], a partir de las evidencias fisiológicas a disposición de la investigación, propusieron una teoría racionalmente plausible. El cerebro, sostienen ambos científicos, es un generador de estados oníricos. Cuando se activan regiones implicadas en los sueños, se desencadena información que el cerebro trata de ordenar a través de un proceso fisiológico. La región implicada es el pontino. Cuando una persona sueña, células nerviosas del bulbo raquídeo llamadas pons son cuarenta veces más activas. Se propone que son las responsables de iniciar el conocido MOR (Movimiento Ocular Rápido) o REM (en inglés) y las imágenes oníricas (a través de la activación de los centros visuales del cerebro).
 
Al estar despierta una persona, los movimientos que efectúan los ojos están a merced de centros más evolucionados que los [[pons]]. Cuando se realiza un movimiento con el ojo, el cerebro es receptor de mensajes que tienen la función de controlar la percepción. Bajo el sueño, las células nerviosas del pontino transmiten información sobre los movimientos oculares hasta los centros principales del cerebro. Ahora bien, dicha información consistiría, en ocasiones, en una llana incoherencia para el sistema cerebral que, en una persona despierta, comienza el movimiento de los ojos. Consiguientemente, se concibe al sueño como una forma de ordenar información, como una función biológica que intenta otorgar sentido a esa fuente de información incoherente. El absurdo de los sueños, teorizan ambos psiquiatras, es la falla del cerebro por integrar adecuadamente su propia información. El cerebro, tras recibir la información proveniente de los ojos en el MOR, intenta compararla con la fuente de datos disponibles en la memoria a corto plazo. Está confirmado por grandes especialistas.Aunque tal teoría puede encajar con el conocimiento actual al respecto,una gran parte de la comunidad científica niega su existencia dado que no solo deja muchos cabos sueltos al respecto si no que también evita cuestionarse cualquier necesidad de los sueños.
 
== Los sueños en la mitología y el arte ==
Usuario anónimo