Diferencia entre revisiones de «Intelectual»

5 bytes añadidos ,  hace 5 años
Deshecha la edición 96313206 de 190.139.142.78 (disc.)
Sin resumen de edición
(Deshecha la edición 96313206 de 190.139.142.78 (disc.))
Con posterioridad, su uso se hace habitualmente con connotaciones positivas, al estar dotado socialmente de un valor de [[prestigio]] asociado a la atribución de un [[intelecto]] o [[inteligencia]] superior a quienes son identificados con el término; y sobre todo, al entenderse que la [[actividad pública]] de los intelectuales que previa o simultáneamente se dedican al [[Pensamiento (mente)|pensamiento]], tiene una dimensión y una repercusión que se consideran muy valiosas, y que confieren altos valores humanísticos a quien ejerza tal función ([[responsabilidad]], [[altruismo]], [[solidaridad (sociología)|solidaridad]], etc.), especialmente cuando lo hace elevando el nivel intelectual del público que lo recibe, sin [[manipulación|manipularlo]] ni caer en el [[populismo]] o el [[paternalismo]] [[condescendiente]].<ref>[[Fernando Savater]] lo explica utilizando una anécdota de [[Ralph Waldo Emerson]], a quien una mujer inculta seguía en sus conferencias: ''“Es que me gusta oírle porque nos habla como si todos fuésemos inteligentes”. En efecto, esa es precisamente la función específica del intelectual: tratar a los demás como si también fuesen intelectuales. Es decir, no intentar hipnotizarles, intimidarles o seducirles sino despertar en ellos el mecanismo de la inteligencia que sopesa, evalúa y comprende. Hay que partir de la premisa socrática de que todo el mundo se revela inteligente cuando se le trata como si lo fuera. ¿Es compatible esa función con el oficio de los políticos? Porque éstos más bien suelen regirse por el cínico principio establecido por el novelista [[Frédéric Beigbeder]] (que no en vano empezó su carrera como publicitario): “No hay que tratar al público como si fuera imbécil ni olvidar nunca que lo es”. Salta a la vista que son planteamientos opuestos. Lo malo es que el primero exige un esfuerzo de los interlocutores, atención, reflexión y tanteos dubitativos, mientras que el segundo halaga emociones primarias de entusiasmo o revancha, convierte el pensamiento crítico en sátira o maledicencia, y los problemas sociales en escándalos notorios. ... Por supuesto, todavía vuelven a la carga periódicamente los partidarios de las fórmulas atávicas, que por emotivas son más fácilmente asumibles desde la ignorancia (el populismo, ya saben, esa democracia para perezosos mentales) y por tanto son más necesarios que nunca, si no los intelectuales en política, por lo menos el ethos intelectual en el discurso público y social. Sin embargo, la lección de la experiencia a menudo es negativa en lo personal, y los intelectuales honrados que yo conozco han vuelto siempre, como el pionero [[Platón]], cariacontecidos de Siracusa…'' ([http://internacional.elpais.com/internacional/2014/06/13/actualidad/1402681916_575638.html ''Peces piloto entre tiburones''], el País, 15/06/2014).</ref>
 
{{cita|Soy hombre, nada humano me es ajeno (''Homo sum: humani nihil a me alienum puto'').|[[Terencio]]<ref>''Heautontimorumenos'', 77. Citado por [[Enrique Tierno Galván]] y Neus Galí, [http://books.google.es/books?id=w36yLC4XnvEC&pg=PA459&dq=homo+sum,+humani+nihil+a+me+alienum+puto&hl=es&ei=RMtfTuHgAYHsOcO1pcwC&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=5&ved=0CD4Q6AEwBDgK#v=onepage&q=homo%20sum%2C%20humani%20nihil%20a%20me%20alienum%20puto&f=false ''Aurea Dicta''], Critica, 2004, ISBN 8484322041, pg. 33.</ref>}}
 
El factor determinante en la consideración de un '''pensador''' ([[filósofo]], [[científico]], [[escritor]], o [[artista]]) como un intelectual es su grado de [[implicación]] o [[compromiso]] (''engagement'')<ref>Los conceptos son desarrollados por [[Sartre]], ''El [[existencialismo]] es un [[humanismo]]''. Comentados aquí por [[Ramón Alcoberro]] -[[:ca:Ramon Alcoberro i Pericay]]-, [http://www.alcoberro.info/planes/sartre3.htm ''Notas para una lectura'']: