Diferencia entre revisiones de «Pedro Valdo»

2 bytes añadidos ,  hace 3 años
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía aplic. móvil
Los predicadores itinerantes difundían una religiosidad más viva y más intensa, que se puede resumir en la exigencia de un seguimiento lo más completo posible a los consejos de [[Jesús]] en los [[Evangelio]]s. El número de seguidores de Valdo fue aumentando rápida y vastamente, por su actitud crítica frente a la [[jerarquía]] y la importancia que daba a los [[laico]]s, impulsando a cada uno a tomar [[conciencia]] de su propia [[fe]] y [[dignidad]] de cristiano (Manselli, 1981).
 
Fue citado por el arzobispo Guichard, que les prohibió predicar. Valdo apeló al [[papa]] y compareció con uno de sus colaboradores ante el [[Concilio de Letrán III]] en marzo de [[1179]]. El papa [[Alejandro III (papa)|Alejandro III]] le trató amablemente pensando que Valdo y sus seguidores podrían formar una orden monástica más. De vuelta a Lyon, continuaron predicando a pesar de las prohibiciones del arzobispo y el Papa. En el año [[1181]] se lanzó contra ellos una [[excomunión]] definitiva, que pudieron eludir durante algunos años. Tras el [[Concilio de Verona]] en [[1184]], donde se condenó explícitamente a los ''Pobres de Lyon'', se vieron obligados a abandonar aquella ciudad y esparcirse por toda Europa (Francia, Italia, España, Alemania, Polonia, Austria, Hungría), difundiendo su doctrina a su paso. Se cree que el número de valdenses en [[Austria]] llegó a 80.000 (Varetto, 1938, 123).
 
Pedro Valdo se exilió a [[Bohemia]], en donde terminó sus días en [[1217]], tras 57 años de obra.