Abrir menú principal

Cambios

En seguida levantamos los ojos hacia nuestra Señora, que nos dijo con bondad y tristeza:
«Visteis el [[infierno]], para donde van las almas de los pobres pecadores.
Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción aal [[Inmaculado Corazón de María|Inmaculado Corazón]].
Si hicieran lo que digo, se salvarán muchas almas y tendrán paz.
La guerra va a acabar, pero si no dejan de ofender a Dios, en el reinado de [[Pío XI]] comenzará otra peor.
Usuario anónimo