Diferencia entre revisiones de «Carlos Kleiber»

809 bytes añadidos ,  hace 3 años
Debido a las tensiones existentes entre Erich Kleiber y el régimen del [[III Reich]] (como la decisión de Paul [[Joseph Goebbels]] y del Ministerio de Cultura [[nazi]] de aplazar ''[[sine die]]'' el estreno de la ópera [[Lulú (ópera)|Lulú]], de [[Alban Berg]]), el director renunció a su puesto al frente de la [[Ópera Alemana de Berlín]] y se exilió en [[Buenos Aires]], [[Argentina]], país que ya había visitado durante varias de sus giras por el continente americano (1926, 1927, 1928) y donde conoció a su futura esposa, la madre de sus hijos Karl y Verónica. En Argentina, Karl Kleiber se convirtió en Carlos Kleiber, nombre con el que se lo conocería desde entonces.
 
Carlos comenzó sus estudios musicales en Buenos Aires, aunque su padre se opuso frontalmente desde un principio a que su hijo se dedicase profesionalmente a la música, en general, y a la dirección de orquesta en particular. Carlos conoció desde niño el funcionamiento de salas de ópera como el [[Teatro Colón]] y el [[Teatro Argentino de La Plata]], regresando poco después a [[Suiza]], donde estudió química para complacer a su padre que no quería que Carlos fuese director de orquesta. No puso trabas a la vocación del hijo, pero tampoco le brindó ayudas a la hora de construirse una carrera. En 1953, con 23 años, regresó a Europa y trabajó en el Teatro Gärtnerplatz de Múnich. Carlos hizo sus primeros pasos en los teatros de provincia alemanes como habría hecho cualquier oscuro director de su edad.
 
El apellido Kleiber era una referencia demasiado inalcanzable en los primeros años 50 y cuando debutó en 1955, lo hizo con el seudónimo de Karl Keller<ref>{{Cita noticia|título=Kleiber, entre Edipo y Beethoven|url=http://www.abc.es/cultura/cultural/abci-kleiber-entre-edipo-y-beethoven-201602051924_noticia.html|fecha=2016-02-05|fechaacceso=2017-04-25|periódico=abc|idioma=es-ES}}</ref>. El miedo de no estar a la altura le indujo hacia un perfeccionismo radical y le llevó a dirigir el mismo repertorio que su progenitor.
En 1953, con 23 años, regresó a Europa y trabajó en el '''Teatro Gärtnerplatz''' de Múnich. Solo firmó contratos fijos con las orquestas de [[Potsdam]], [[Zúrich]], [[Stuttgart]] y [[Düsseldorf]], en la '''Deutsche Oper am Rhein''' en 1966, y su nombre comenzó a disputarse entre las grandes orquestas europeas.
 
En 1953, con 23 años, regresó a Europa y trabajó en el '''Teatro Gärtnerplatz''' de Múnich. Solo firmó contratos fijos con las orquestas de [[Potsdam]], [[Zúrich]], [[Stuttgart]] y [[Düsseldorf]], en la '''[[Deutsche Oper am Rhein''']] en 1966, y su nombre comenzó a disputarse entre las grandes orquestas europeas.
 
En 1973 su grabación de ''[[Der Freischütz]]'' de Weber fue aclamada y de 1974 a 1976 dirigió en el [[Festival de Bayreuth]] un ''[[Tristan und Isolde]]'' legendario.